Su bebé no nacerá con vida, pero en medio del dolor decidieron que su ángel salve a otros niños

Para Hayley Martin, de 30 años, estar embarazada no ha sido algo tan feliz, esta mujer ha pasado por una terrible y triste situación al enterarse a sus 5 meses de embarazo que su bebé nacería sin vida debido a un raro trastorno genético llamado agenesia renal bilateral.

Pero con esta triste situación vino una idea increíble que muestra lo noble y desinteresada que es esta mujer. Hayley, quien es madre de tres hijos decidió mantener su embarazo hasta el día del parto y donar los órganos de su bebé en el momento del nacimiento, así siente que les brindará esperanza a otros bebes.

La valentía de esta mujer no tiene comparación; al enterarse de esto, los médicos recomendaron que suspendiera el embarazo pues el bebé no tenía esperanzas de vida, pero ella sabía que al hacer esto no solo su bebé moriría sino también muchos más, por lo que donará sus órganos para ayudar a cuantos les fuera posible.

La decisión de esta mujer no fue tomada sola, pues lo hizo en compañía de su esposo Scott, de 30 años también; ambos esperan que a través de los órganos de su hijo muchos bebés tengan oportunidades de vida, y que así él viva a través de las vidas de esos pequeños.

Nuestro hijo va a morir sin importar qué, pero si podemos tratar de salvar a alguien del dolor que estamos atravesando, valdrá la pena”, cuenta Hayley. “No fue una decisión fácil, pero fue la decisión correcta y me ha ayudado a sobrellevar el dolor de perder a un hijo”.

Esta valiente mujer incluso se comprometió a donar su propio riñón a nombre de Ava Joy apenas se recupere del parto, ella les brindará a muchos este hermoso regalo de Navidad pues se espera que el parto se dé para este fin de semana.

VER TAMBIÉN:  John era un "niño de la calle", y un gesto inesperado cambió para siempre su vida

Hayley es un hermoso ejemplo de bondad y amor por el prójimo, ella y su esposo ya tenían tres hijos cuando se enteraron de que esperaban otro y la noticia les llenó de felicidad, hasta que supieron que su bebé no nacería vivo y se les rompió el corazón. Sin embargo, ayudar a otros les brinda un poco de esperanza.

Por supuesto que es desgarrador, veo a otras mamás embarazadas esperando felizmente y siento tanta tristeza”, agregó. “Tengo todos los síntomas de un embarazo saludable y puedo sentir al bebé Ava dentro de mí, pero sé que no voy a poder criarlo al final”.

La historia de esta familia es un hermoso ejemplo de verdadero amor, pero no es el único caso con este tipo de historia. La familia Young tiene una historia muy similar a la de la familia Martin, puedes leerla aquí.

Hayley y Scott creen que es muy irresponsable no brindarle al mundo los regalos que su bebé que no nacerá trae consigo, son un ejemplo a seguir pues a pesar de su juventud son muy valientes.

Daily Mail

Sin importar lo triste que fue recibir esta noticia, la joven madre le preguntó entre lágrimas a su médico si podía conservar su embarazo hasta el final con el propósito de donar los órganos de Ava a quienes los necesitaran.

No olvides compartir esta hermosa historia de solidaridad y esperanza.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!