«Hay días en los que no tenemos nada»-Una niña de 8 años le pide a Santa leche para su hermanito

La Navidad es uno de los momentos más especiales para los niños de todo el mundo, debido a que sin importar cuál sea la realidad que viven, ellos creen fervientemente en que el espíritu navideño llegará a sus hogares para llenarlos de regalos y dicha.

Enlaces patrocinados

Son una linda familia

Este es el sentir de una linda y humilde pequeña brasileña que únicamente tiene como deseo de Navidad el bienestar de su familia. Su nombre es Emanuelle Cristina da Cunha Cardoso, tiene 8 años y vive en Anápolis.

La pequeña no dudó en escribir lo más pronto posible su carta de Navidad a Papá Noel. Pero nadie imaginó lo que pediría, considerando que los niños suelen desear principalmente juguetes.

Quiere lo mejor para sus hermanitos

«Papá Noel, quiero una caja de leche para mi hermano pequeño y también mucho pan para que podamos tomar café, hay días en que no podemos hacerlo porque no hay nada», escribió Cristina.

La dulce niña tiene dos hermanitos: Matheus Luccas Cunha, de 10 años, y Wanderson da wedge Cardozo, de 4 años. Es principalmente para su hermanito menor que Cristina suplica a Papá Noel poder tener leche, para que no deba quedarse sin beber ya que eso le causa una profunda tristeza.

Enlaces patrocinados

“Si mi hermano no bebe leche, llora. También pedí leche para que la bebiéramos nosotros, porque cuando ganamos dinero, si no es mucho, se la dejamos a él”, afirma la niña.

La madre de estos indefensos tres pequeños se llama Sarah Cristina da Cunha Pires y tiene 30 años de edad. Con tristeza, vio que su hija escribió la carta por un mensaje que vio en la televisión y le preguntó si podía enviar la suya, pero tras hacerlo aún no la entrega a nadie.

La triste realidad que vive esta familia es tan difícil que una caja de leche se ha convertido en un artículo de lujo para ellos, ya que muchas veces ni siquiera tienen café, a menos que reciban la donación de una buena persona.

Sarah es estilista, pero tuvo que dejar su trabajo porque no hay nadie que pueda cuidar de sus hijos, quienes solían estar al cuidado de una guardería que cerró a raíz de la pandemia. Dado que no tiene ingresos, se han ido acumulando cada día más las facturas de los servicios de agua y luz, causando aún más tristeza y pesar para los niños.

Enlaces patrocinados

“Tenemos arroz, frijoles y pasta porque nos la dan. Eso es todo lo que comemos. No recuerdo cuándo comimos carne por última vez”, señala la mujer.

Ojalá que la petición de la dulce Cristina pueda llegar a Papá Noel y que su familia tenga la Navidad que tanto merecen, con alimentos abundantes sobre su mesa y con mucho amor.

¡Ayuda a que tenga una feliz Navidad!

Todos podemos hacer algo por ayudar a las familias necesitadas. No te vayas sin compartir y conviértete en el Papá Noel de quien lo necesite.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!