Encuentran una rara y repugnante criatura dentro de la botella de una popular bebida gaseosa

Recientemente salió a la luz un vídeo difundido en las redes sociales que ha estremecido a miles de personas tras comprobar el contenido que había dentro de una botella de Coca Cola que estaba totalmente sellada.

Diego Pereyra compartió la grabación en su perfil de Facebook, él vive en la localidad de Freyre en Córdoba, Argentina, y se sorprendió cuando descubrió que había un ser vivo dentro de la botella de la bebida gaseosa que se disponía a ingerir.

Desde que publicó el video ha causado revuelo en las redes y miles de personas han comentado el incidente alegando que la marca no cumplió con las normas de seguridad y que tal error podría haber atentado contra la vida de los consumidores.

Él relató que compró la Coca Cola y notó que había algo extraño dentro de la botella por lo que decidió abrirla mientras grababa para denunciar el hecho.

“Yo les voy a mostrar a todos que la gaseosa está sellada”, dijo Diego Pereyra.

Además, comenta con tono irónico en el vídeo: “Esto es lo que tomamos gente, ratas tomamos. ¿Será la pócima para que la Coca sepa rica?”.

La compañía no se ha pronunciado sobre el caso, no se ha podido comprobar si el incidente es veraz o si forma parte de una campaña de desprestigio emprendida en contra de la marca.

Hasta ahora el vídeo ha sido visto 344 mil veces y ha sido compartido por más de 4.500 personas. El consumidor que hace la denuncia diciendo que quizás no obtendrá respuesta de la marca, pero igual va a publicar el incidente para advertir al resto de las personas.

TM / Facebook

“No me importa lo que piense o lo que diga la gente”, aseguró mientras vertía el contenido de la botella para descubrir qué había en el interior de la botella.

VER TAMBIÉN:  Así fue cómo un médico logró animar a 3 hermanitas aterradas en el hospital

¿Qué te parece? No te vayas sin compartir estas estremecedoras escenas.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!