Así fue el emotivo encuentro de una joven con su padre después de salvarle la vida

Muchas veces los sacrificios que más cuestan son los que se hacen con amor y en retribución a las personas que significan mucho en nuestra vida. Así es la historia de cómo una hija salvó a su padre de la muerte al donarle un riñón y su encuentro después de la cirugía.

Hailee Stender, de 30 años de edad, ha donado uno de sus riñones a su padre John, después de que fuera diagnosticado con falla renal y tan solo una esperanza de vida de dos años.

La hermana de Hailee, Ana Rosa, se encargó de documentar el emotivo encuentro después de la cirugía para agradecer a su hermana por el valiente acto de salvar la vida de su padre. La operación se llevó a cabo en el Hospital Clínico de Cleveland, en Ohio.

En el vídeo se puede observar el momento exacto en el que Hailee y su padre, John, se encontraban preparados para entrar a quirófano, y más tarde su posterior reencuentro después de la cirugía.

Al momento de volver a ver a su padre, Hailee soltó las lágrimas en un emocional y conmovedor reencuentro, y lo besó en su frente, tras darle el regalo más preciado que se le podría pedir a un ser humano, la vida. Hailee es la única hija biológica de John y eso la hacía la única posible donante de su familia. Ella no dudó en ser la donadora de su padre para evitar que la salud de su padre siguiera deteriorándose.

No importa cuánto dolor sintiera, lo hubiera hecho todas las veces necesarias. Vi cuán bien se veía debido a eso”, dice Hailee. “Ahora, estoy conectada a mi papá con más que solo sangre. Una parte de mi estará siempre con él”, añade la mujer.

Por su parte, Ana Rosa, que fue adoptada por John en Ecuador, está muy conmovida por la operación y el valeroso acto de su hermana.

Ella es la persona más desinteresada y admirable que conozco. Hailee es oficialmente una salvadora de vidas. Ella salvó la vida de nuestro padre. Esto cambió nuestras vidas para siempre”, comenta Ana Rosa.

El rechazo de riñón puede pasar en cualquier momento, comúnmente ocurre durante las primeras 72 horas después de la cirugía, o de tres a seis meses después. Es por ello que John por los momentos se encuentra recuperándose y en observación médica constante, sumado a las 2 veces  por semana que debe ir a la cita con un médico durante el período programado.

VER TAMBIÉN:  Mickey Mouse les dijo que por fin serían adoptados y su reacción está conmoviendo al mundo

Hailee nombró al riñón que donó como “Kevin”. Ambas cirugías juntas tuvieron una duración de 8 horas y tienen seis meses como tiempo establecido para recuperarse.

Puedes ver el emotivo vídeo del padre y su hija que le salvó la vida, a continuación:

El riñón de Hailee le salvó la vida a John. Es impresionante cómo cualquiera con amor y dedicación puede convertirse en un verdadero héroe. ¡Comparte esta emotiva historia con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!