Hacen a su perro su propia foto de graduación… para que no se sienta excluído

Oliva Dufrense celebró el cumpleaños número doce de su mascota Yogi, un terrier Maltés-Yorkshire-Shih Tzu de una manera muy particular.

Normalmente en Quebec la graduación de la escuela primaria ocurre cuando se tiene doce años, y Olivia quiso regalarle a Yogi un retrato de graduación como una muestra del orgullo que siente por él. 

Oliva comentó que si Yogi hubiese sido una persona estaría culminando su primera etapa escolar e indudablemente esto sería para ella un motivo de celebración para esta orgullosa madre que considera a su mascota como un miembro más de la familia.

Yogi y sus hermanas mayores Pamela y Olivia Dufresne mantienen una relación muy cercana.

“Aunque él no sea humano, lo adoramos y lo consideramos un miembro de la familia con todos los derechos. Él es nuestro pequeño príncipe, nuestro pequeño tesoro”.

Este adorable perrito tiene su propio cuarto, goza de un área de reposo, tiene voz y voto a la hora de tomar las decisiones.

“Yogi participa en todo, su presencia es muy importante para nosotras y aun cuando no entienda lo que decimos, es un gran apoyo cuando él comparte sus actividades con nosotras”.

Olivia afirma que este perrito es muy inteligente, tiene una increíble capacidad de aprendizaje. Añadió que hablar con él es como si estuviera hablando con un humano.

Yogi hace que cada tarde en la vida de esta familia sea diferente, siempre está atento para empezar un nuevo juego o una nueva aventura. Es un pequeño perrito con un Gran Corazón.

“Cuando lloramos, él trata de hacernos reír saltando sobre nosotros, moviendo su agitada colita, como invitándonos a salir de esos momentos tristes”.

Cuando surge una discusión, Yogi opta por colocarse entre ellas para tratar de calmar los ánimos.

VER TAMBIÉN:  Una mapache ciega pierde a sus hijos, pero entrega su amor de madre a quienes más lo necesitaban

Olivia decidió hacer un regalo para el resto de la familia y pensó que la foto de graduación de Yogi sería un obsequio genial.

Mientras no había nadie en casa, reemplazó una foto de bebé que colgaba en la pared de la sala, entre los cuadros de las hermanas y colocó la foto de graduación de la adorada mascota de la familia.

Parece una locura porque jamás nadie ha visto un perro graduándose en un colegio, pero evidentemente su dueña sintió que eso los haría más felices.

“¿Quién se lo imaginaría graduándose en un colegio?… Sería divertido escuchar lo que diría en su discurso”.

La fabricación de la foto de Yogi llevó horas de un meticuloso trabajo de Photoshop, pero el esfuerzo valió la pena. Olivia hizo un buen trabajo con esta sorpresa, su familia percibió el cambio de la fotografía en la repisa de la chimenea después de un tiempo.

“Cuando nos dimos cuenta nos reímos por diez emotivos minutos, luego lloramos un poco por lo orgullosas que nos sentimos”.

La foto de graduación de Yogi es la atracción principal de la sala de la casa de Olivia. Quien la ve por primera vez se asombra, pero inmediatamente saben lo importante que es Yogi para la familia. Realmente lo quieren mucho, este perrito se ha convertido en la chispa alegre de sus vidas.

Facebook

Afortunadamente, toda la familia está de acuerdo en que la fotografía tenga un lugar de honor y probablemente permanezca ahí por siempre. Comparte la iniciativa que tuvieron esas hermanas para celebrar los doce años de Yogi.

VER TAMBIÉN:  Lo que escribió este niño de 6 años en el dictado está enloqueciendo las redes
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!