Habla sobre su embarazo la mujer que descubrió que nació con 2 úteros y 2 vaginas

El útero doble es una anomalía congénita muy poco común. Durante el embarazo, en el caso de un feto de género femenino, el útero comienza a desarrollarse en la forma de dos tubos pequeños.

A medida que el feto crece, los tubos normalmente se unen para crear un órgano delgado de mayor tamaño: el útero.

Bethany McMillin, una joven mujer y maestra de una escuela primaria en Michigan, Estados Unidos, quedó felizmente embarazada de su esposo en 2017, y durante una ecografía realizada descubrió que tenía esta rara malformación, también conocida como útero didelfo, esto es, dos úteros, dos vaginas y dos cuellos uterinos.

Para aquel entonces, ella tenía diez semanas de embarazo. Sin embargo, desafortunadamente el bebé falleció a los tres meses de gestación.

La pareja siguió intentándolo y, al cabo de un tiempo lograron un nuevo embarazo, aunque los doctores advirtieron a la joven que el riesgo de sufrir una pérdida espontánea era muy alto debido a su condición.

A pesar de esta rara anomalía, la mujer esta vez fue mucho más cauta y responsable y logró dar a luz a una niña saludable, justamente un año después de aquel lamentable episodio en el que perdió a su primer bebé.

“Estaba preocupada porque no sabía si algún doctor en el área conocía lo suficiente sobre el útero didelfo como para ofrecer la atención prenatal adecuada para mi situación específica”, comentó la joven madre.

La mujer asegura que toda la presión, el miedo y la angustia cesaron una vez que vio con sus propios ojos la nueva ecografía de las primeras nueve semanas que reveló que el corazón de su bebé tenía latidos normales. Unos meses después, la pequeña Maeve abrió los ojitos al mundo, en septiembre de 2019 y hoy tiene cinco meses de edad.

“Conozcan su propio cuerpo. Esta condición es rara y puede variar muchísimo de mujer a mujer. Hay mucho que aún no se sabe sobre ella e incluso lo que se conoce puede no aplicarse a todas las pacientes”, añadió la madre.

Tener útero doble, por lo general, no provoca ningún síntoma. Como en el caso de Bethany, la afección puede descubrirse durante un examen pélvico de rutina o durante pruebas de diagnóstico por imágenes realizadas para determinar la causa de interrupciones del embarazo espontáneas reincidentes.

Por otra parte, las mujeres que tienen vagina doble junto con útero doble deben consultar inicialmente con un médico debido al sangrado menstrual que no puede absorberse con una sola compresa, ya que la sangre sigue saliendo del segundo útero y por la segunda vagina.

Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres queridos, y si tienes dolor intenso durante la menstruación o si experimentas interrupciones del embarazo espontáneas reincidentes, consulta con un médico sobre esta rara afección.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!