Habla la campeona olímpica y exitosa modelo que subestimaron por tener Síndrome de Down

Afortunadamente algunas marcas se han motivado a promover la inclusión y la igualdad, aquellos estereotipos tradicionales de belleza establecidos en la sociedad han ido rompiéndose.

En las pasarelas de importantes firmas de moda han desfilado modelos con condiciones especiales, con afecciones en la piel, con tallas grandes e incluso una madre amamantando a su bebé.

La mayoría de las personas aplaude estas iniciativas que demuestran que todos tenemos los mismos derechos y merecemos las mismas oportunidades sin importar nuestra condición y apariencia.

Pero todavía queda mucho por hacer para lograr tener una sociedad más tolerante y inclusiva, que no juzgue ni subestime a nadie.

Chelse Werner es una joven atleta y modelo con Síndrome de Down que demuestra que nada es imposible cuando se quiere lograr un sueño. Además de ser una reconocida modelo ha sido campeona olímpica en cuatro oportunidades.

Chelsea, de Danville, California, se enfrentó a varias dificultades a muy corta edad, cuando nació, los médicos les dijeron a sus padres que lo más probable era que no lograra caminar.

Pero ellos no se rindieron jamás, la motivaron con deportes y finalmente Chelsea lo logró. La gimnasia le atrajo tanto que con empeño y la mejor energía comenzó su carrera apenas a los 8 años.

Los niños que nacen con Síndrome de Down se caracterizan por tener un bajo tono muscular, los médicos no veían posibilidades de que ella triunfara en esta disciplina.

Pero el amor y la perseverancia van mucho más allá de la ciencia, Chelsea es una gimnasta muy exitosa.

“Soy una persona muy positiva y no veo las cosas como limitaciones. Soy muy terca y trabajo fuertemente. La forma en la que mis padres me criaron me hace sentir segura conmigo misma”, dijo Chelsea.

Ella ganó el Campeonato Nacional de Olimpiadas Especiales en Estados Unidos cuatro veces, y ha sido campeona mundial en 2 oportunidades.

Después, Chelsea, quien actualmente tiene 27 años, sintió atracción por el mundo de la moda.

Aunque fue rechazada por varias agencias de modelos, cuando publicó imágenes en sus redes social una compañía la contrató.

Fue descubierta por la agencia “We Speak Model Management”, una agencia de modelaje de Nueva York que quiere ofrecer una perspectiva distinta de la moda.

Chelsea se ha convertido en inspiración para muchos y en embajadora de la diversidad y la inclusión.

“Me encanta, muchas veces escucho de padres de niños pequeños que los inspiro. ¡Si puedo ayudar a darle esperanza a alguien, eso me hará sentir muy feliz y orgullosa!”, dijo la joven!

Ella está haciendo lo que realmente le apasiona demostrando que no hay límites cuando se quiere algo de verdad. Comparte su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!