Grupo de amigas de toda la vida se compran la casa de sus sueños para envejecer juntas

Hay sueños en la vida que los idealizamos y los visualizamos más de una vez indudablemente. Y probablemente te suceda que te lo imaginas hacerlo junto a la persona que más amas; sin embargo, otras para quienes las amigas son un verdadero tesoro, darían lo que fuera por hacerlo junto a esas compañeras de lágrimas y confidencias.

Muchas incluso se ven compartiendo la vida juntas, gozando de una buena charla interminable junto a un buen vino y en un lugar de ensueño, y hacer eso hasta envejecer. Esto, que parece una quimera, para este grupo de 7 entrañables amigas, pasó de ser un simple sueño, a la realidad más hermosa jamás vista.

Lo que inició como una broma se convirtió en el sueño realizado de la mejor casa de retiro a sus 60 años de edad.

Se conocen desde hace más de 20 años, y todo comenzó cuando de casualidad encontraron una casa todavía en ladrillos.

Se trata de un apacible lugar en un pueblecito cercano a la ciudad de Guangzhou, en China.

Ya que tenían posibilidades, pusieron todo de su parte y reunieron 4 millones de yuanes (un poco más de 500.000 euros) y se pusieron manos a la obra para cristalizar la casa de sus sueños.

La hermosa casa, que mide 700 metros cuadrados, fue diseñada íntegramente por las 7 amigas.

A pesar de que se pensaría que el hecho de que 7 mujeres se pongan de acuerdo resulta difícil, la verdad es que el resultado es de infarto.

La primera planta está destinada a un área social, donde comparten el día a día, tienen un amplio comedor, ya que las comidas son verdaderos rituales.

Una preciosa sala con enormes cristales, cuya vista genera una gran paz interior.

Una gran cocina rural con vistas al campo de arroz, una de las más hermosas que tiene el país.

Las habitaciones, que están en la planta de arriba son individuales, porque así cada una tiene su propio espacio personal.

Amplios espacios verdes que rodean al campo de arroz, una tradición china.

Se puede ver un hermoso quiosco de té, en medio del campo de arroz. Y todo el bambú que se extiende sobre el campo es alucinante, la terapia que produce su ruido al pisarlo es lo más relajante.

Y cómo no, una piscina refrescante para el verano.

La casa está llena de enormes cristaleras que permiten la entrada de la luz, y el quiosco en la mitad de la nada para tomar el té al aire libre, al que se accede por una escalera, es algo realmente mágico.

“Hemos empezado a bromear con que cada una de nosotras debe aprender una habilidad nueva ahora para no pelearnos demasiado en el futuro”, cuentan en el video que da un panorama real de la hermosura de esta casa.

Aquí puedes ver más detalles por dentro de este mágico lugar.

“Una puede aprender a cocinar platos increíbles, otra estudiar medicina tradicional china, alguna podría tocar un instrumento y otra plantar un huerto”.

¿Y a ti qué te parece este sueño hecho realidad para estas amigas inseparables? No te vayas sin compartirlo en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!