Greta Thunberg se niega a comprar ropa durante el resto de su vida -«No necesito más prendas»

Desde hace muchos años, Greta Thunberg se ha convertido en una de las principales voces a la hora de luchar contra el calentamiento global. La activista ha realizado un sinfín de protestas y ha girado por el mundo entero para ayudar a crear conciencia sobre la urgente necesidad de tomar acciones contundentes para hacer de este mundo un lugar mejor.

Ahora, poco después de cumplir los 18 años de edad, Greta aseguró no volverá a comprar ropa en toda su vida. A primera vista, esto podría parecer algo verdaderamente drástico.

“No le digo a nadie lo que debe hacer. Pero cuando alguien habla del calentamiento global debe tomar acciones acordes a lo que predica para poder ser tomados en serio”, dijo Greta.

Sin embargo, la industria de la moda es responsable del 20% de desperdicio del agua a nivel global. Uno de los problemas más inminentes del calentamiento global se debe precisamente al uso indiscriminado del agua y lo mucho que esto puede afectar a cientos de especies de animales.

Además; los textiles y demás productos provenientes de esta industria suelen generar enormes cantidades de basura. Las estadísticas aseguran que cada segundo se queman o entierran tantos textiles que son los causantes del 8% de los gases que causan el efecto invernadero.

Es por esto que cada vez son más las personas que como Greta han tomado la decisión de reciclar tanta ropa como sea posible y negarse a seguir costeando una industria que necesita unirse a la lucha por el medio ambiente.

Otras compañías han procurado valerse de materiales más amigables para el medio ambiente pero todavía queda mucho por hacer.

“No necesito ropa nueva. Conozco personas que siempre regalan ropa. Le pediré a mis amigos. Siempre hay gente que lanza a basura mucha ropa que todavía se puede utilizar”, explicó Greta.

Debido a esto, cada vez son más las tiendas especializadas en promover la compra y venta de piezas de segunda mano. Esto puede generar un impacto muy positivo en el mundo y además significa una opción mucho más económica.

“En el peor de los casos, simplemente compraré ropa de segunda mano”, dijo Greta.

Greta aseguró que su decisión ha sido muy personal, pero que jamás juzgaría a otras personas por comprar prendas de vestir completamente nuevas.

La decisión de la joven activista no tardó en generar un enorme debate en las redes. Muchos señalan que Greta todavía es muy pequeña para lidiar con las enormes campañas y debates políticos en los que interviene para luchar por el medio ambiente.

Otros la celebran por el maravilloso ejemplo que es para las generaciones más jóvenes.

¿Qué opinas de la decisión de Greta de no comprar más ropa? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir esta noticia que ha dado tanto de qué hablar.