Pierde la movilidad y la esperanza hasta que un perro aparece para consolar su corazón

Esta es una historia que te moverá el corazón y si amas a los animales, aún más. Es la historia de Bella y George, una niña y su grandioso Gran Danés. ♥ Bella es una pequeña de 10 años con Síndrome de Morquio.

Ella sólo podía moverse en muletas o en silla de ruedas, además no es capaz de cargar nada por su cuenta. Su independencia estaba muy limitada. Pero entonces Bella conoció a George, un Gran Danés asignado por el Proyecto de Perros de Servicio y su vida cambió para siempre.

Ahora Bella ha dejado sus muletas atrás y puede caminar hacia su casa, en su escuela y hasta en el centro comercial.

El humor y la energía de Bella han mejorado tanto que su vida entera cambió dándole la independencia y alegría que tanto necesitaba. Su historia demuestra que los perros pueden desarrollar un vínculo extraordinario con su familia, y cuando se trata de ofrecerle su protección a alguien que lo necesita pueden hacer milagros.

Bella ya ha tenido que enfrentar 10 cirugías y todas las semanas pasa tiempo en el hospital para su tratamiento. Pero ahora con George todo es más fácil para ella. Ellos van juntos a la escuela, de vacaciones y hasta duermen juntos.

Esta sí que es una amistad increíble, ¿Quién diría que una niña de 25 kgs y un perro de 75 kgs serían la pareja perfecta? ¡Los perros son los mejores compañeros!

nina-camina-gracias-a-su-perro-gran-danes1 - copia

Los perros de servicio mejoran la calidad de vida de las personas discapacitadas, este es un hermoso proyecto donde los perros reciben amor y atención y las personas reciben el apoyo y fortaleza que necesitan.

Los peludos están ahí para proteger, aportar confianza y entereza ante las más duras adversidades, su compañía y amor son el ingrediente perfecto para que junto al tratamiento médico, aquellos que luchan por recuperarse de una enfermedad, puedan lograrlo.

nina-camina-gracias-a-su-perro-gran-danes2 - copia

Desde que George llegó a la vida de Bella se han convertido en compañeros inseparables, su familia siempre estará agradecida por su grandioso apoyo en una etapa tan difícil. Los perros pueden intuir hasta nuestro estado de ánimo, son capaces de percibir las necesidades de aquellos que aman para ayudarlos.

La transformación y recuperación de esta pequeña valiente no habría sido posible sin él. Ojalá que todos aprendan a reconocer la importancia de un perro en la vida de los niños, sobre todo si tienen alguna discapacidad o condición especial.

Comparte esta historia hermosa que demuestra el poder de la amistad ¡Gracias amigo por cuidar a Bella!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!