Descubren que el «monstruo” que veía su hija era una alucinación por una enfermedad

Los niños pequeños suelen sentir temor ante la idea de los monstruos. En ocasiones, esto los aterroriza y les quita el sueño, pero los padres de una pequeña de 3 años supieron que algo no andaba bien cuando encontraron a su hija con la piel toda rasgada por la presencia de un supuesto monstruo.

Los padres de la pequeña, Erin, de 38 años, y Larry, de 37, vivieron una escena de terror al escuchar los frenéticos gritos de la pequeña Grace Smolinski. De inmediato corrieron a la habitación de la niña y al abrir la puerta la vieron acurrucada en el suelo, justo en un rincón del cuarto.

Mientras que Grace gritaba y se arañaba la piel. Horrorizados, los padres no sabían qué podía estar sucediendo pero la niña aparentemente se quejaba de la presencia de un monstruo.

Esa fue la peor experiencia en la vida de estos padres. Su hija estaba teniendo esos ataques de forma frecuente después de regresar de unas vacaciones familiares. Erin no podía entender cómo el miedo la llevaba hasta el punto de flagelarse y pensó que algo no andaba bien así que decidió llevar a la pequeña a un hospital.

«Grace había estado sufriendo ataques durante varias semanas después de que regresáramos de unas vacaciones en Florida. Una noche tuvo uno muy largo, que duró siete minutos y nuestro neurólogo nos pidió que buscara la ayuda de un especialista, la llevamos directamente al centro al Hospital de Niños Lurie”, comentó Erin.

Grace estaba perdiendo la capacidad de hablar y tenía dificultades para caminar. En ese punto, un médico familiar recomendó que la llevaran al Hospital de Niños Lurie en Chicago, Illinois.

Una vez que la revisaron, los médicos descubrieron que Grace estaba sufriendo una rara enfermedad: la encefalitis autoinmune. Esta es una afección mortal en la que el sistema inmunológico ataca el cerebro y lo inflama. Incluso, dentro del mismo hospital la pequeña continuó experimentando los ataques de terror.

«Parecía pensar que había alguien más en la habitación, y ella parecía asustada de esa persona. Era aterrador. Me preguntaba qué estaba viendo. Las enfermeras me dijeron que probablemente tenía alucinaciones», relató la madre.

Desde un principio, los neurólogos comenzaron a tratar su encefalitis autoinmune, debido a su gravedad. Grace fue tratada con esteroides e inmunoglobulina (anticuerpos que ayudan a destruir bacterias y virus) y comenzó a mejorar. Sin embargo, durante el tratamiento la niña sufrió un paro cardíaco que obligó su traslado a la UCI pediátrica del hospital.

«Simplemente me derrumbé cuando vi como 20 personas trabajando en ella. Fue intubada y fue una imagen que nunca olvidaré”, expresó la madre.

SWNS

Afortunadamente, la niña pudo recuperarse y fue dada de alta dos semanas después. Ahora, Grace debe consumir medicamentos de quimioterapia, para evitar cualquier recaída.

Sus padres están sumamente agradecidos por el trabajo hecho por los médicos y la pequeña se ha ido recuperando en casa, junto a la compañía de sus hermanos Elizabeth, de 5 años, y Eddie, de 18 meses. La niña ha recuperado progresivamente su equilibrio y capacidad de habla, se espera que pronto regrese a la escuela.

Los ataques y alucionaciones de Grace eran más que cosas de niños. Por favor ayúdanos a compartir esta historia y a alertar a las personas sobre esta enfermedad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!