Por su extraña condición fue arrebatado de los brazos de su madre acusada de maltrato infantil

Uno de los deberes de la policía es la defensa y protección de los niños. Y fue lo que hicieron estos agentes policiales ante las supuestas evidencias físicas del posible maltrato de Teddy, quien sufre de una extraña condición genética.

Gina Hodgkins de 25 años y su compañero Joshua Sparks fueron calificados como padres abusivos porque su bebé Teddy padece el síndrome de Ehlers-Danlos (EDS) lo que le ocasiona la formación de hematomas.

Estos moretones pueden ser fácilmente confundidos con los síntomas de maltrato infantil.

Gina decidió hacer pública la situación de Teddy con la intención de crear conciencia sobre esta afección. Ella comentó que jamás podrá recuperar los cinco meses perdidos con Teddy y Amelia, su hija mayor, tras ser recluidos en cuidado temporal de emergencia.

Mis hijos me fueron arrebatados sin hacer nada malo. Perdí cinco meses de vinculación con ellos durante un tiempo formativo en sus vidas. Nunca lo podré recuperar”.

Esta madre explicó que Teddy padece una enfermedad que afecta a uno de cada cinco mil bebés llamada EDS y los activistas dicen que hasta doscientos cincuenta padres de niños con esta condición han sido acusados ​​de abuso por error.

Realmente su pesadilla comenzó seis semanas después de tener a Teddy durante una visita de control el centro de salud. Su cara aún tenía visibles moretones que desde su nacimiento se le habían formado.

Un visitante médico notó los hematomas y sin mediar palabra contactó a los servicios sociales y a la policía.

Tras haber transcurrido una hora, dos trabajadores sociales y siete agentes de la policía vestidos de civil se trasladaron a su casa.

Cuando llegaron, tenía a Teddy dormido sobre mí mientras estaba sentada en el sofá”.

La inspectora le pidió que le mostrara a su bebé y tan pronto vio su rostro le dijo que estaba arrestada por sospecha de abuso infantil.

VER TAMBIÉN:  Le despiden de su trabajo sin darle explicación y prende fuego a la oficina "por desesperación"

Joshua estaba muy enojado y trató de intervenir. Esta madre estaba abrazando a su hijo contra su pecho cuando los agentes se aproximaban a ella.

No quería dejarlo ir, pero cuando me dijeron que me habían arrestado y que tenía que ir con ellos, accedí a atarlo al asiento del coche. Me dijeron que si iba sin objeción no me esposarían”.

Esta madre confesó que no querían llorar frente a los niños, pero cuando se los llevaron se derrumbaron.

La familia fue al Hospital Epsom para realizarle a Teddy algunos estudios adicionales y a pesar de que los padres insistieron en su inocencia, ambos fueron arrestados y obligados a caminar por el hospital esposados.

Fue desgarrador descubrir que dentro de las condiciones de la fianza estaba la prohibición de ver a sus hijos durante los primeros quince días mientras estaban bajo el cuidado de emergencia.

Después de la primera quincena se les permitió ver a sus hijos una vez a la semana durante una hora bajo estricta supervisión.

La abuela materna de los niños recordó que entre la familia había antecedentes de moretones y exigieron que a Teddy se le realizara pruebas para EDS, lo que resultó positivo cuatro meses después.

Sin embargo, a pesar de esta información estos padres tuvieron que esperar otras cuatro semanas más para recuperar a los niños debido a que el Consejo del Condado de Surrey no cerró el caso en su contra.

El 25 de enero del año pasado, los servicios sociales finalmente abandonaron el caso y Gina y Joshua recuperaron a sus hijos.

Esta experiencia ha sido muy traumática para todos, especialmente para Amelia quien tiene ocho años y esta aterrada de pensar que se la lleven de nuevo.

Metro

El doctor Waney Squier, un neurólogo pediátrico que figuró como testigo experto en casos de bebés maltratados, dijo que estos casos no son fáciles. Reconoció que los médicos deben ser instruidos sobre estos diagnósticos alternativos.

VER TAMBIÉN:  ¿Conoces los beneficios de la cebolla? 15 razones para que jamás dejes de consumirla

Un portavoz del Consejo del Condado de Surrey expresó que en cualquier caso como este es realmente difícil determinar que no se trata de un maltrato y lo primero para ellos es el bienestar del niño.

Afirmó que este caso se basó en la evidencia médica y en el procedimiento de un tribunal de familia, que decidió que era correcto que los niños fueran entregados a sus padres. Añadió este síndrome era nueva para ellos.

Afortunadamente se pudo aclarar la inocencia de estos padres responsables y amorosos con sus hijos. Comparte esta interesante información que muy pocos conocen sobre esta extraña condición.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!