Escucha el extraño aullido del gato desde la habitación de su bebé y llama a urgencias

La madre de la pequeña Stacey, Bernita, la acostó a dormir en su cuna, mientras tanto, la observaba por el monitor que grababa las imágenes de la habitación para estar alerta a su llanto o cualquier eventualidad.

Ese día habían trasladado a Stacey al médico porque expresaba malestar físico, les dijeron que solo se trataba de un resfriado y que no debían preocuparse.

El gato estaba acompañándola, se había convertido en su mejor amigo y guardián, siempre estaba dispuesto a ofrecerle su protección.

Habían transcurrido unos minutos desde que Bernita dejó a la bebé en su cuna cuando Midnight, su gato negro, comenzó a tener un comportamiento muy raro, cuando la madre escuchó su aullido a través del monitor decidió comprobar qué estaba ocurriendo.

Los gritos del gato eran muy raros. “Fue un grito, un chillido. Fue lo suficientemente aterrador para que saltara de la silla y corriera hasta arriba”, relató Bernita.

Los padres de la bebé corrieron de inmediato a la habitación y vieron cómo la pequeña presentaba dificultades respiratorias, tenían pánico de perderla.

Notaron que su piel comenzó a adquirir un tono azulado y la trasladaron a urgencias, fue un momento realmente aterrador para los padres de Stacey.

Afortunadamente los médicos la atendieron rápidamente y le diagnosticaron una insuficiencia respiratoria total, la pequeña llegó al hospital justo a tiempo para poder salvar su vida con un tratamiento.

Sus padres están convencidos de que su gato Midnight les advirtió con sus gritos que la bebé estaba en grave peligro. Están agradecidos con el felino por haber protegido a su hija y con su testimonio comprueban que, aunque muchos digan que los gatos negros atraen la “mala suerte” y otras supersticiones son hipótesis falsas.

Los padres de Stacey intentaron después de años de haber contraído matrimonio tener bebés, enfrentaron la angustia de tener tres pérdidas hasta que finalmente se convirtieron en padres.

Pero en medio del dolor que les causaba no poder traer un bebé al mundo adoptaron a este gato como parte de su familia, y ahora es un gran amigo para su pequeña hija.

Además, Bernita comenta que la llegada de su gato Midnight, representó el comienzo de una etapa maravillosa porque poco después quedó embarazada.

Stacey pudo tener un desenlace fatal, si hubiese recibido un primer diagnóstico acertado quizás tendría vigilancia médica permanente ante el riesgo de tener una deficiencia respiratoria como la que sufrió. Es importante solicitar una segunda opinión médica cuando se trata de afecciones en bebés pequeños.

OWN

Comparte este testimonio que tuvo un final feliz con la actuación de la noble mascota de la familia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!