Gana la lotería y comparte el premio con su mejor amigo porque se lo prometió hace 30 años

Thomas y Cook y Joseph Feeney han sido viejos amigos desde hace muchos años. Una muestra de esto es que están dispuestos a ofrecer su apoyo cada vez que uno de los dos se encuentra en apuros. Sin embargo, la mejor prueba de su bonita amistad es que han logrado cumplir una extraña promesa que se hicieron en 1992.

Thomas y Joseph viven en Wisconsin, Estados Unidos.

Thomas y Joseph están acostumbrados a comprar un ticket de lotería cada cierto tiempo. Sin pensarlo mucho, ambos se dieron la mano y se aseguraron que si alguno de los llegaba a ganar la lotería, compartirían el premio. Casi treinta años después, eso fue precisamente lo que hicieron.

“Un apretón de manos es un apretón de manos”, dijo Thomas al momento de honrar la promesa con su amigo.

Thomas se encontraba desayunando con su esposa mientras leía los resultados de la lotería. De inmediato comprendió que había ganado, pero se negaba a creerlo y decidió darle el ticket a su esposa.

“Me quedé congelado de la emoción. Le di el ticket a mi esposa y ella también se quedó sin palabras”, recuerda Thomas.

Como un hombre de palabra, Thomas procedió a explicarle a su esposa la vieja promesa que le había hecho a Joseph. En aquel tiempo ninguno pensó que realmente algo así podría suceder así que Joseph no hizo más que saltar de alegría cuando Thomas lo llamó con la buena noticia.

El premio total es de 22 millones de dólares.

Van a dividir el gran premio entre los dos y ambos contarán con una gran suma de dinero que generará un gran impacto en sus vidas.

“No puedo pensar en una mejor manera para retirarnos», dijo Thomas,

Thomas y Joseph también tienen un pequeño bote en donde ambos comparten tiempo con sus familias. Uno de sus planes con la gran fortuna que han recibido es darle unas modificaciones para hacerlo mucho más cómodo y lujoso.

Quieren disfrutar al máximo de todo su tiempo libre y el barco les permitirá hacer los viajes que tanto merecen después de una larga vida de trabajo.

«Tengo muchas ganas de pasar más tiempo con mis nietos y bisnietos”, celebró Thomas.

Cuando llegó el momento de cobrar el premio, todos quedaron impactados de ver a Thomas tan dispuesto a cumplir su palabra y compartirlo con su amigo. Es una maravilla saber que ambas familias son tan unidas y que podrán celebrar a lo grande este momento tan especial.

¿Conoces una amistad tan bonita como de la de Joseph y Tomas? No te vayas sin compartir esta nota tan emotiva.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!