Gana la lotería tras permanecer 42 días en coma sin esperanza de sobrevivir

Para una persona que ha estado al borde de la muerte su recuperación es sin duda una segunda oportunidad para vivir y de este modo lo siente Rogério Maria, un paciente de COVID-19 que tras recuperarse se ha convertido en el merecedor de una fortuna.  

La vida de este hombre de 51 años ha estado en vilo durante los últimos meses. Rogério ha pasado de caminar del umbral de la muerte a gozar de buena suerte, al tras resultar el ganador de un premio de lotería en su país.

Maria, oriundo de Campinas, Brasil, es una de las más de 7.000 personas de su estado que contrajeron el virus mortal durante el pasado 2020. Este padre de familia pasó 68 días hospitalizado en un centro médico local y 42 de esos días estuvo intubado y en coma inducido. 

Las noticias eran devastadoras para su familia que en medio del peligro de contagio ni siquiera podían estar a su lado en esos momentos. La imposibilidad de visitar a esos seres queridos es lo más duro para las personas que tienen a un enfermo con COVID-19.

Rogério tiene dos hijos y antes al ingresar al hospital y perder el conocimiento sólo pensaba en ellos.

«Me senté en la silla de ruedas y pasé por el pasillo del hospital. Este es el último recuerdo que tengo de ese día, antes de los 42 días en coma», declaró Campinas.

El analista en sistemas se infectó con el virus en el mes de julio, en pleno pico de la pandemia en su país. En su caso, la enfermedad atacó rápido y en un par de días de mostrar el primer síntoma se encontraba completamente desmejorado. Debido a esa situación hubo necesidad de internarlo en la Casa de Saúde de Campinas.

El estado de Rogério era realmente grave: el 80% de los pulmones estaban comprometidos, padecía de trombosis generalizada y se sometió a 28 días de hemodiálisis. Además de esto necesitó de una traqueotomía.

«Mi familia fue llamada dos veces para despedirse de mí, porque los médicos no creían en la recuperación», explicó.

Este paciente salió de alta en septiembre del año pasado y desde entonces ha estado en terapias para volver a caminar, perdió más de 27 Kilos, así como parte de su cabello.

La familia debió realizar una campaña de recaudación de fondos para salir de las deudas médicas adquiridas y costear la recuperación de este esposo ejemplar.

Este mes, la vida le ha dado un respiro después de ser el ganador R $ 7.325,26 (casi $ 1.300).

Este dinero no lo convierte en millonario, pero viene a ser un regalo de la vida para que Rogério continúe adelante.

«Soy un tipo feliz, estoy sonriendo de nuevo. Es una batalla diaria y mi superación está sucediendo. Todo esto me hizo apreciar las pequeñas cosas de la vida. Aprendí a vivir más feliz. Incluso con todas estas consecuencias, las superaré. Nunca me rendí y nunca me rendiré», explicó el hombre.

Sobrevivir a esta enfermedad es un regalo de la vida, pero ahora Rogério recibe otra palmada en la espalda del destino con ese dinero que le permitirá a él y a su familia estar más tranquilos.

La batalla contra la enfermedad aún no termina, comparte en tus redes el inspirador caso de este padre y recuérdales a tus amigos que cuidarse es responsabilidad de todos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!