Fue dado de alta en el hospital, pero cuando su madre lo llevó a casa sucedió algo terrible

En el hospital de Nottingham fue admitido un bebé de apenas 10 semanas de edad en víspera de año nuevo, fue diagnosticado con meningitis y posteriormente fue dado de alta del hospital y llevado a casa tras haber recibido la autorización de los médicos.

itv

El bebé fue llevado a casa por sus padres y unos días más tarde su madre lo encontró sin signos vitales en su cuna debido a la enfermedad respiratoria que le habían diagnosticado.

Los alarmados padres llevaron a Ralphie al mismo hospital; allí, los médicos confirmaron lo peor: el pequeño había fallecido y los médicos aseguraron que la razón de su muerte había sido su enfermedad respiratoria.

Los padres del pequeño, Nicole Pike de 26 años y Ricky de 32 años, dolidos por la muerte de su pequeño realizaron una protesta a través de las redes sociales subiendo fotos de Ralphie para quejarse por la negligencia de los médicos del hospital.

“Nicole fue a darle de comer al bebé y de repente escuche sus gritos llamándome”, cuenta Ricky, el padre del niño. En ese momento, en medio de su desesperación, llamaron a urgencias y con ayuda de los vecinos intentaron reanimar al bebé, lamentablemente sin mucho éxito.

Los padres del Ralphie insisten en que si los médicos le hubieran prestado más atención a la condición de su hijo y que si lo hubieran dejado en observación durante esos días que fue dado de alta o si les hubieran dado un monitor para revisar su respiración, el bebé no habría muerto.

Debido a esto, los padres del pequeño decidieron subir las fotos de su bebé como método de protesta y también de alerta para el resto de los padres, pues desean que casos como este no se repitan.

VER TAMBIÉN:  El grave problema que enfrentan muchas mujeres de 40 años y debemos ayudar a prevenir

Sin embargo, esta protesta no ha sido muy bien recibida, pues muchos la rechazan con miles de críticas alegando que los padres no prestaron la debida atención al pequeño.

La madre del niño, Nicole Pike, ha recibido muchas críticas a través de las redes sociales pues subió algunas fotos que se tomó despidiendo a su bebé con besos y abrazos tras haber facellido.

Sin embargo, la mujer realizó esta actividad con el único propósito de que este caso no se repita y con la certeza de que esto es lo correcto.

Pero los padres no recibieron solo rechazo, también recibieron mucho apoyo de parte de personas que han vivido situaciones similares, además de aquellos quienes creen que esta es una buena manera de llamar la atención de las autoridades con respecto a estos casos.

Ralphie recibió tratamiento en nuestro hospital por meningitis viral a principios de este mes. Fue dado de alta después de una estancia de seis días en el hospital después de hacer una buena recuperación”, dijo el Dr. Jonathan Evans, director de división en el Nottingham Children’s Hospital.

Según los médicos, la hinchazón del pequeño había disminuido y se encontraba en buenas condiciones para regresar a casa con su familia; sin embargo, las cosas no resultaron de buena manera para el pequeño bebé ni para sus padres.

Mirror / The Sun

¿Crees que los médicos hicieron bien y que la muerte fue por descuido de los padres? O, por el contrario, ¿crees que los padres tienen razón en quejarse?

Lo más lamentable es que esta tragedia pudo haberse evitado. Deja tus comentarios al respecto y no olvides compartir esta noticia.

VER TAMBIÉN:  La tabla de actividades inspirada en Montessori que favorece la independencia de los niños
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!