Finge que robaron su auto para dejar al descubierto la infidelidad de su esposo

Son muchas las historias pasionales que se han narrado a través del tiempo, unas de mayor intensidad que otras, pero siempre hay una que llama la atención, y esta es una de esas.

Se trata de una mujer que se dejó llevar por los celos tras descubrir la supuesta infidelidad de su compañero sentimental.

Esta mujer armó un show para hacer creerle a la comunidad y a la policía que le habían robado su vehículo y todo esto para que atraparan a su pareja mientras estaba con la presunta amante.

Realmente esta historia parece sacada de los guiones de una telenovela, pero no es así, este incidente sucedió en Santa Marta, Capital de Magdalena, en Colombia.  

La mujer inventó que le habían robado el auto para que capturaran a su pareja tras una presunta infidelidad. No le importó llamar la atención de la comunidad, pedir ayuda a la policía por un falso robo y causar tremendo revuelo.

Ante esta situación apremiante, las autoridades activaron el plan de seguridad y persiguieron el vehículo en un recorrido de más de dos kilómetros, pero lo que nunca se imaginaron era que la situación de emergencia se trataba de un ataque de celos.

Este hombre, presuntamente infiel, fue encontrado mientras estaba acompañado de la supuesta amante, sin saber que su compañera sentimental se había dejado llevar por los celos y fue capaz de llamar a la policía y asegurar que él le había robado el auto.

Cuando alcanzaron al hombre y lograron detenerlo lo esposaron hasta que se descubrió que no se trataba de ningún robo. El presunto ladrón era el dueño del vehículo.

La captura de este hombre quedó grabada en un video que muestra cuando los agentes lo detienen y lo llevan contra el automóvil con el objetivo de inmovilizarlo y colocarle las esposas.

En las imágenes se pude ver la cara de desconcierto del hombre ante lo que estaba pasando, era evidente que no sabía por qué la policía nacional lo estaba deteniendo.

Al principio todos los presentes aplaudieron la acción rápida de los policías quienes, en «teoría» estaban capturando a un desalmado que se había apropiado de un automóvil ajeno.

Pero después de revisar la identificación del presunto ladrón se dieron cuenta de que no se trataba de un robo sino de una situación pasional.

En las imágenes se puede ver a los vecinos rodeando al vehículo una vez que bajan al presunto ladrón.

Es inaudito inventar este tipo de historias tras dejarse llevar por los celos.

Finalmente, cuando se supo la verdad todos fueron dejados en libertad. Comparte esta noticia y déjanos saber qué harías tú si esto te pasara a ti.