Finalmente recibe ayuda el niño que cada día acudía a sus vecinos para poder estudiar

El confinamiento producto de la pandemia cambió la forma de impartir las clases haciendo uso de la educación a distancia. Pero no todos cuentan con las herramientas necesarias, y una madre mexicana dio a conocer el enorme sacrifico que deben hacer sus dos hijos para continuar con sus estudios.

María Delgado es una humilde mujer que vive con su esposo, y sus dos hijos en la colonia Villas de San Juan. Sebastián, el hijo pequeño, estudia primaria al igual que su hermana, pero pronto tendrán otro compañero porque su madre está embarazada.

La situación es bastante complicada en el hogar porque recientemente el padre había perdido su empleo debido a la pandemia. Por fortuna, a principios de esta semana consiguió un empleo que ayuda un poco a la menguada economía del hogar y cuentan con un pequeño huerto que les provee de algunos alimentos.

A mediados del mes de agosto la preocupada madre expresó en una publicación que fue compartida en las redes sociales su preocupación por el inicio del nuevo ciclo escolar. Ahora, cuando las clases son impartidas por la televisión o usando el Internet se le han presentado muchas dificultades a Sebastián.

En el ciclo que recién terminó el niño tuvo que acudir varias veces durante el día a la casa de sus vecinos porque en su casa no tienen televisión y mucho menos Internet. Pero después que el caso del escolar fue conocido en las redes sociales, recibieron una gran sorpresa que alegró enormemente a la familia.

No contaban con los recursos para estudiar

Les donaron un televisor y los útiles escolares que tanto necesitaba para poder estudiar en su casa sin tener que trasladarse a otras para poder recibir sus clases. La madre muy conmovida, no dejó de agradecer a las personas que lo hicieron posible, de esta manera sus hijos no tendrían que seguir rompiendo el confinamiento.

«Gracias a Dios ya, por ustedes y por las personas que nos donaron la tele y pues se las agradezco mucho. Esta semana un poquito batallándole porque allá donde vive su papá, se fue mi hija a estudiar con una vecina, le está pasando las tareas por el WhatsApp», dijo la madre agradecida.

El niño estaba a muy emocionado cuando vio todo lo que le habían llevado, no podía ocultar la enorme alegría que inundaba su corazón. Muchos días de incomodidad tuvo que pasar para poder cumplir con sus asignaciones académicas, y ya podría hacerlo tranquilo desde su casa.

«Antes veía en el teléfono móvil de mis vecinos, les decía que, si me lo podían prestar para ver las tareas, era complicado porque a veces no querían, gracias por los útiles que me donaron para continuar con mis estudios», expresó el pequeño Sebastián con sus ojos inundados de lágrimas.

Los usuarios de las redes sociales se conmovieron cuando supieron la noticia, y le enviaron muchos mensajes de felicitaciones y de apoyo moral, al mismo tiempo reconocieron el hermoso gesto de quienes lo hicieron posible. ¡Enhorabuena por Sebastián!

Comparte esta buena noticia con todos tus amigos para que seamos más sensibles y empáticos con las personas que nos rodean y necesitan de nuestra ayuda.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!