Por fin un fármaco experimental elimina el cáncer de colon en solo 6 meses

Un reciente estudio realizado a 18 pacientes con cáncer rectal en etapa II o III, con deficiencia en la reparación de errores de emparejamiento, durante 6 meses, ha obtenido resultados sin precedentes.

La comunidad médica mundial ha respondido con enorme sorpresa frente al efecto que un sólo fármaco experimental ha tenido en estos pacientes con adenocarcinomas.

El fármaco que ha logrado remitir el cáncer de colon en su totalidad se llama Dostarlimab

Después de que fueran sometidos al tratamiento durante 180 días, la enfermedad desapareció en todos los pacientes del estudio. Y fue indetectable mediante examen físico, endoscopía, escaneos PET y resonancias magnéticas.

“Creo que es la primera vez que esto ocurre en la historia del cáncer”, dijo el doctor Luis A. Diaz Jr., uno de los autores del estudio, publicado el pasado domingo en la revista científica New England Journal of Medicine y liderado por un equipo del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering (Nueva York).

La quimioterapia y la radiación seguidas de la resección quirúrgica del recto, suele ser el tratamiento estándar para el cáncer de recto localmente avanzado.

Dostarlimab es un anticuerpo monoclonal que bloquea el receptor de la proteína de muerte celular programada 1 (PD-1), lo que le convierte en tratamiento anti-PD-1. Funciona exponiendo las células cancerosas, lo que permite que el sistema inmunitario pueda identificarlas y destruirlas.

El medicamento ha mostrado ser capaz de conseguir una respuesta clínica completa en cáncer rectal localmente avanzado con deficiencia de reparación de desajustes.

«Y lo más novedoso es que la respuesta se ha conseguido con la administración exclusiva del fármaco, sin radiación ni cirugía», según ha señalado Andrea Cercek, oncóloga médica en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, de Nueva York, Estados Unidos, quien también ha participado en la mencionada publicación.

Se calcula que entre el 5 y el 10% de los adenocarcinomas rectales son deficientes en la reparación de errores de emparejamiento y se ha demostrado que estos tumores responden mal a los regímenes de quimioterapia estándar en el cáncer de recto localmente avanzado.

Pero, también se ha observado que el bloqueo de puntos de control inmunitarios por sí solo es muy eficaz como tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer colorrectal metastásico con reparación deficiente de errores de emparejamiento.

«En el contexto de cáncer avanzado, planteamos la hipótesis de que el bloqueo de la muerte programada 1 (PD-1) con un solo agente podría ser beneficioso en el cáncer de recto localmente avanzado y deficiente en la reparación de errores de emparejamiento», señala  Cercek.

Los pacientes que participaron en el ensayo lo hicieron como alternativa a otros tratamientos más invasivos, como la radioterapia o la quimioterapia, pero pensando que después tendrían que someterse a ellos igualmente. Lo increíble es que nada de ello fue necesario.

«En el momento de este informe, indican los investigadores, ningún paciente había recibido quimiorradioterapia ni se había sometido a cirugía, y no se habían informado casos de progresión o recurrencia durante el seguimiento -con un rango, 6 a 25 meses-, ni se han informado eventos adversos de grado 3 o superior», asegura Cercek.

Durante esos seis meses, los pacientes recibieron una dosis del medicamento cada tres semanas, cada una valorada en 11.000 dólares.

Del otro lado de este novedoso tratamiento, se encuentran los riesgos.  En promedio, uno de cada cinco pacientes sufre alguna reacción adversa al tomar inhibidores de puntos de control inmunitario, como Dostarlimab.

Las complicaciones más graves pueden ser debilidad muscular y dificultad para tragar y masticar. Sin embargo, mientras les fue administrado el fármaco los pacientes no se observaron ninguna complicación clínica significativa.

cáncer

Sn embargo, un especialista de colon más escéptico a este experimento señaló: «O bien no trataron a suficientes pacientes o, de algún modo, estos tipos de cáncer son diferentes”.

Otros aseguran que para que se pueda hablar de una cura definitiva, tendría que replicarse en muestras más representativas, y hacer un seguimiento más prolongado.

Como sea, esta es sin duda es una maravillosa noticia. Para todos quienes tienen en su familia un paciente con este tipo de cáncer, es una gran esperanza.