Expulsan de una tienda a un hombre que usa su camiseta como mascarilla para protegerse

Usar la mascarilla es por mucho, una de las recomendaciones básicas y sencillas para prevenir la propagación del coronavirus, por lo que se ha convertido es una pieza fundamental en el guardarropa. Pero hay quienes menos conscientes, no la usan sin importarles el riesgo que esto implica.

Recientemente, un hombre no identificado estaba en el mercado de LDF Country en Lac Du Flambeau, cuando se presentó una discusión con miembros del personal quienes le pedían insistentemente que por favor, usara una mascarilla. Requisito fundamental para entrar a esta o cualquier otra tienda.

La tienda está ubicada en el área de reservas del Lago Superior Chippewa.

El hombre quien no presentaba ningún interés por comprar una mascarilla, decidió solventar la situación usando su franela como “cubreboca” exponiendo su estómago en el proceso.

Este incidente causó incomodidad no solo al personal de la tienda, sino a otros clientes quienes pedían respeto por parte del hombre que fue descrito más tarde como un “hombre blanco furioso”.

El hombre se negaba a colaborar aún cuando le brindaron varias opciones.

El hombre que grababa y un miembro del personal le suplicaron varias veces que por favor, comprara una mascarilla en la entrada de la tienda.

Pero el cliente frustrado decidió usar su franela argumentando:

Esta máscara está bien ¿Qué tiene de malo? es lo mismo que la tuya. No es diferente”.

No hace falta decir que no funcionó para nada su intento de usar la franela como mascarilla, ya que luchaba con ambas manos mantenerla en su lugar, exponiendo su nariz y boca.

Una de las empleadas responde insistentemente:

Señor, necesita salir, está violentando nuestros derechos. Debes distanciarte. Debes ponerte una máscara”.

Después de varios minutos intentando convencer al hombre de usar una mascarilla, el gerente de la tienda llamó a la policía quien retiró a la fuerza al hombre del establecimiento.

La tienda exige que tanto el personal como los clientes usen la mascarilla y permanezcan a seis pies de distancia dentro del local. El gerente agregó:

También tenemos derecho de llamar a la policía para escoltar a las personas que son ruidosas o se niegan a seguir nuestras pautas”.

Lamentablemente, está no es la primera vez que sucede este tipo de altercados. Muchos clientes desafían al personal solo por pedirles que usen la mascarilla.

Si después de todo lo que estamos pasando no aprendamos a respetar las reglas básicas de supervivencia, no hemos aprendido nada, más allá de seguir siendo una sociedad egoísta e irresponsable.

Deseamos seas parte de esa población llena de amor y respeto que apuesta por un mundo mejor. Comparte esta nota en tus redes y déjanos saber en los comentarios qué te parece la actitud del hombre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!