El dramático final del experimento por el que crearon un perro de 2 cabezas en Rusia

Conforme la tecnología va avanzando, la medicina también lo ha hecho y los logros médicos se han visto influenciados por los avances tecnológicos trayendo a la sociedad muchísimos beneficios y curaciones de enfermedades que en la antigüedad eran causantes de muchas muertes.

Pero a pesar de todos los beneficios que los avances médicos nos dan hoy en día, también existe un lado oscuro que no es muy visible y que puede llegar a ponerte los pelos de punta con tan solo mencionarlo.

La humanidad tristemente ha tenido que pasar por dos guerras mundiales que duraron un largo tiempo y que ocasionaron que muchas personas sufrieran y murieran; pero esto no es todo, estas guerras esconden un lado muy oscuro y tenebroso, pues se han dado a conocer historias sobre terribles experimentos con animales y humanos.

Dentro de las figuras más resaltantes de estos experimentos, existió el especialista Vladimir Demikhov, de origen soviético, que fue muy influyente durante la guerra fría especializándose en experimentos que fueron bastante criticados principalmente vinculados con los transplantes.

Dentro de sus abominables creaciones existió una en específico que logrará dejarte sin palabras: se trataba de un perro con dos cabezas. Aunque parezca sacado directamente de una película de terror, esto realmente existió.

Y no solo se convirtió en su experimento más famoso, también fue el ser creado por este hombre que más tiempo permaneció con vida. La mayoría de sus experimentos no vivieron por mucho tiempo, pero esta horrible creación estuvo con vida durante 29 días después de la cirugía.

Este experimento se realizó en el año 1959 y es muy conocido por parecer sacado de una película de terror o de una mismísima pesadilla, este experimento consistía en un perro al cual se le trasplantó la cabeza de otro perro.

VER TAMBIÉN:  Un niño de 2 años bloquea el teléfono móvil de su mamá por los próximos 48 años

Vladimir Demikhov cortó la parte superior de un cachorro, conservando su cabeza y sus miembros superiores más importantes y los unió al cuerpo de un pastor alemán, combinando sus venas y dejando que cada animal conservara su propio sistema inmunológico.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS.

Por muy imposible que parezca de creer, esto fue real y fue asegurado desde una fuente importante: el Dr. John Conte, una de las autoridades de mayor peso en el mundo sobre trasplantes de corazón, quien aseguró que este experimento fue además de “ingenioso”, muy posible para esa época.

“Tenía que ser técnicamente perfecto; es increíble cómo lo hizo en un momento en el que apenas sabíamos cómo coser vasos sanguíneos”, dijo el doctor Conte. Y agregó que “los perros murieron por rechazo de transplante debido a la falta de agentes inmunosupresores en ese momento”.

Por muy ingenioso que parezca este terrible experimento, no deja de ser maltrato animal, el cual para la época no era penalizado.

“Sospecho que la gente pensó que estaba loco, haciendo estas cosas horribles a los animales: ‘¿cómo podría un humano hacer eso?’”, comenta el doctor Conte. “Pero la mayoría de la gente reconocería que Demikhov fue el tipo que demostró que el transplante de corazón y pulmón era posible. Hizo muchas cosas experimentales: era un tipo que miraba más allá”.

The Sun

Sin embargo, hoy en día experimentar con animales es penado en muchos países alrededor del mundo pues solo es otra manera de maltrato a la vida animal.

¿Qué opinas de este experimento? ¿Justificas lo que hacía ese doctor? Déjanos tus comentarios y compártelos con tus amigos.

VER TAMBIÉN:  Volar junto a tu perro ya es una realidad: aquí lo que necesitas saber para hacerlo
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!