Un estudio demuestra que las madres deben irse de vacaciones sin hijos al menos una vez al año

Son muchas las mujeres que sueñan con cumplir esa anhelada meta de convertirse en madres. Y cuando finalmente llega ese momento en que un bebé empieza a gestarse en el interior, es lógico que cambien sus vidas para siempre.

La llegada de un bebé a la vida de una mujer hace sus días totalmente diferentes. Empezamos a desvivirnos por esos hijos por los que diéramos todo con tal de verlos sanos, seguros y felices; el marido, el bienestar de los nuestros y su felicidad comienza a ser el centro de nuestra existencia. Y quedan lejanos aquellos momentos en los que en la soledad del hogar, teníamos espacios para nosotras solas, escuchando nuestra música favorita, viendo una peli, o saliendo de compras o de copas con amigas.

A la mayoría les pasa que tampoco cambiarían por nada la vida que llevan ahora porque a fin de cuentas, su felicidad es ver felices a los suyos. Pero nadie niega que el cambio de pañales, los llantos a todas horas, y el no tener tiempo en ocasiones ni para ir al baño, puede tornarse agobiante.

Esto, sumado a que en la actualidad no sólo tienen que estar al tanto de los suyos, sino que además trabajan fuera de casa, por lo que sus actividades no terminan nunca.

Sin embargo, todas las madres merecen tener un espacio de calidad exclusivamente para ellas.

Algunas piensan que dedicarse por entero a ellas mismas es una actitud egoísta e incluso les puede remorder la conciencia y piensan que son malas madres si se van solas sin hijos.

Pero debes saber que diversos estudios y expertos psicólogos han demostrado lo que a muchas se nos ha pasado por la cabeza más de una vez.

El estudio dice que las madres deben tener vacaciones sin sus hijos al menos una vez al año

“Todas las personas necesitamos tiempo para nosotras mismas, y es importante entender esto cuando eres madre”, dijo Nava Silton, psicóloga de la Universidad de Cornell.

Es una terapia que también trae beneficios a los niños que estando lejos de sus madres se ven obligados a resolver situaciones por cuenta propia“, agregó.

Por otro lado, Fabiana Cornejo, médica especialista en Psiquiatría del Instituto Sincronía en Argentina, aseguró la conveniencia de los viajes en parejas sin hijos:

“Un viaje a solas es una buena oportunidad para el reencuentro. Y para recordar que además de ser una familia, son una pareja. Y qué mejor recordarlo estando alejados de las obligaciones y de la rutina diaria, disfrutando del romanticismo y de la intimidad sin interrupciones”.

“Es sano y natural que deseen tomarse una pausa para recargar energías”, dijo.

Facebook

Lo bueno es que si tus hijos todavía son muy pequeños para dejarlos solos, tampoco es necesario que te vayas toda una semana a una playa desierta. En su lugar, podrías empezar por disponer de una mañana libre por semana, o una tarde al mes. Todo es cuestión de organización y saber que si tu estás bien, los tuyos estarán mejor aún.

Si crees que estos investigadores tienen la razón, no dudes en compartir esta noticia en tus redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!