La estremecedora historia de la mujer que fue secuestrada por el “violador de Facebook”

Es indignante conocer tantos casos de violencia en el que sujetos despiadados atentan contra la integridad de las personas. El pasado 2 de marzo se conoció el caso de una joven de 23 años de edad identificada como Neidelyn Paola Arrieta Paredes, que fue rescatada por las autoridades luego de pasar seis días secuestrada por un sujeto conocido como “el violador de Facebook”, llamado Renzo Molero de 24 años de edad.

De acuerdo a la información publicada por medios de comunicación locales, el desalmado tenía un casa un “pequeño estudio de cine” donde con el apoyo de su padre, Tulio Molero, filmaba las barbaridades que les hacía a sus víctimas.

A ellos les divertía grabar las violaciones de las féminas que mantenían en cautiverio en su casa en el barrio León de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, Venezuela.

El secuestro de Neidelyn comenzó cuando fue contactada a través de la red social Facebook por Renzo, y tras tener una conversación a través de la mensajería instantánea que ofrece la red social acordaron conocerse en una discoteca de la ciudad.

Finalmente, se encontraron y ella se separó de su grupo de amigas para estar con el atacante, pero al momento de despedirse comenzó el sufrimiento.

En el estacionamiento él la golpeó en la cabeza con un arma, estaba inconsciente cuando la montó en un carro y la llevó a su casa donde su padre lo esperaba para atender a la víctima que sería su rehén.

Ella fue drogada y violada en repetidas ocasiones, el sujeto la golpeaba en la cabeza para abusar de ella. También la hirió con un arma blanca en un glúteo.

VER TAMBIÉN:  “Va por ti pescaíto” – El emotivo homenaje para Gabriel en el partido entre Almería y Valladolid

Los familiares de Neidelyn denunciaron su desaparición pero no pudieron ofrecerle muchos datos a las autoridades porque no manejaban información de su vestimenta ni de su compañía.

A la derecha podemos ver al agresor.

Durante su cautiverio solo era alimentada con pan, huevo, arroz, y agua. Solamente le permitieron bañarse en dos ocasiones.

Fue víctima de maltrato físico, abuso sexual y psicológico.

El pasado viernes ella aprovechó la oportunidad de que su secuestrador se había drogado y había dejado su teléfono móvil cerca. En ese momento, envió un mensaje de texto a su pareja y le informó lo que le estaba pasando.

EN / Notitotal

Las autoridades llegaron al lugar y la rescataron, los criminales se dieron a la fuga y están realizando las investigaciones pertinentes para localizarlos. En la casa donde se perpetraban los crímenes hallaron fotografías y material audiovisual donde se mostraban escenas explícitas de los delitos cometidos.

Es repudiable lo que hicieron, y esperamos que se haga justicia. Tenemos que estar siempre alertas, las redes sociales pueden ser las mejores amigas de esta clase de delincuentes y las consecuencias de conversar con desconocidos a veces son fatales.

Por favor comparte esta estremecedora noticia y un mensaje de prevención.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!