Una niña de 5 años celebra que venció el cáncer con una emotiva tradición en el hospital

Estefanía Tarulla Zottola, es una niña argentina de cinco años que ha conmovido a millones de personas alrededor del mundo con la celebración que hizo junto a su familia tras ganarle la batalla al cáncer.

La pequeña estuvo ingresada en el Hospital Boston Children, en Estados Unidos, allí fue sometida a un tratamiento médico para combatir su enfermedad.

En ese centro hospitalario, todos los pacientes que se curan del cáncer cumplen con la tradición de tocar una campana que anuncia la buena noticia para transmitir a todos la esperanza y alegría de haber vencido.

En enero de 2018 Estefanía recibió el diagnóstico de un cáncer que afectaba su médula ósea, solo hay en el mundo 15 casos como el suyo.

Emiliano y Carolina, son los padres de Estefanía, la acompañaron en el hospital para realizar la emocionante ceremonia que anunciaría que su pequeña ya había superado tan dura prueba.

STEFI CURADA!!!!TE AMAMOS PRINCESA VALIENTEGUERRERA INCANSABLE!!!NUESTRA PRINCESA LE DIJO SI A LA VIDA !!!NO PUEDO MAS DE LA EMOCION!!!

Publiée par De Los Angeles María sur Mercredi 13 février 2019

Estefanía recibió un hermoso ramo de flores, después de entregárselas a su madre tocó la campana en los brazos de su papá.

“El cáncer ha desaparecido. Toca fuerte la campana princesa, que todos la oigan, que sepan que lo lograste. Toca tan fuerte que cada niño sepa que será el próximo en tocarla, toca fuerte Estefi, por ti, por tu vida, por todo aquello que quedó atrás”, escribió un usuario de Facebook en la publicación.

 “Ayudemos a Stefi” es el nombre de una página de Facebook que crearon los padres de la niña tras conocer el diagnóstico, el 22 de febrero del año pasado Estefanía ingresó a la Clínica Los Arcos de Buenos Aires, durante nueve días sufrió intensos dolores de cabeza y de espalda.

Después de someterla a estudios médicos comprobaron que tenía un tumor alojado en el cerebelo, “Era inesperado el diagnóstico, la peor noticia”, comentaron los padres de la niña que quedaron consternados.

“Eso no podía ser real, queríamos despertar y pensar que era una confusión, se nos vino el mundo abajo, pero a pesar del dolor no íbamos a dejar morir a nuestra hija. La resonancia magnética mostraba tres tumores malignos diseminados por toda la columna vertebral”, dijo la madre.

La familia, integrada por Emiliano, Carolina, su hijo de siete años y Estefanía de cuatro, no estaba dispuesta a rendirse, buscaron opciones de tratamientos médicos y recaudaron fondos para viajar a Boston, donde le ofrecían una esperanza.

LG / Crónica

Finalmente vieron su sueño hecho realidad cuando los estudios comprobaron que la pequeña estaba libre de células malignas, los días de angustia, de incertidumbre, y de dolorosos tratamientos habían quedado atrás.

Nos sumamos a la celebración de esta familia y esperamos que todos los niños del mundo que luchan contra esta cruel enfermedad ganen la batalla. Comparte este emotivo desenlace.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!