Este niño solo quería ganar el juego del “escondite”, pero el resultado fue fatal

En la ciudad de Kharkof, al este de Ucrania, un niño se encontraba jugando al escondite con su hermana, inocentemente, y todo se convirtió en un extraño incidente que resultó difícil de entender inclusive para los bomberos que tuvieron que salir al rescate.

Este chico, cuyo nombre no ha sido revelado, solo estaba entreteniéndose con su hermana dentro del apartamento familiar.

Cuando somos niños y jugamos al escondite con nuestros amigos, siempre queremos encontrar el mejor lugar. Encontramos los métodos más rebuscados y nos sentimos orgullosos cuando logramos montarnos sobre un árbol o saltar una reja, siempre y cuando estemos en exteriores lo cual hace que la creatividad se satisfaga con mayor facilidad.

Cuando estamos en un apartamento, las cosas se ponen más complicadas ya que hay pocos lugares para ocultarse. Sin embargo, cuando somos pequeños siempre encontramos algo genial. Pero lo que él hizo cruzó todos los límites… ¡Qué peligro!

metro.co.uk

Pensó que había encontrado el mejor lugar para esconderse cuando se encaramó en el tambor de la lavadora, pero una vez que se metió adentro, empezó a notar que no podía volver a salirse y terminó pidiendo ayuda, gritando auxilio. Ha debido estar muy asustado en ese momento.

Por supuesto, enseguida la familia lo escuchó y fueron a ayudarlo de inmediato, pero ninguno de los integrantes del apartamento logró sacarlo de allí, así que tuvieron que llamar a los profesionales para que fueran a ayudar.

YouTube

Cuatro bomberos llegaron al rescate y, después de examinar la situación con cuidado y ver en qué estado se encontraba el pequeño, resolvieron cubrirlo con aceite de girasol para que su cuerpo pudiese deslizarse con mayor facilidad a través de la lavadora. La idea funcionó maravillosamente, porque logró salir de inmediato, a penas le pusieron el aceite salió de allí casi sin que lo empujaran. ¡Qué fortuna!

metro.co.uk

Antes de ponerle el aceite, los bomberos habían resuelto ayudarlo poniéndole un ventilador de plástico cercano ya que el pobre sentía mucha claustrofobia allí atrapado dentro de la lavadora. Una vez que estuvo libre, los bomberos lo examinaron y se aseguraron de que no estuviese herido o golpeado de ninguna manera. Se lo entregaron a su preocupada y aliviada madre en ese mismo momento.

Después, cuando ya todos estaban un poco más calmados, los bomberos felicitaron al niño por su coraje en medio de la situación. No sollozó ni una vez durante el rescate. Uno de ellos grabó el inusual operativo con su teléfono y el video se ha hecho bastante popular en internet. Es un alivio que lo hayan rescatado, pero las familias deben tener cuidado y prevenir este tipo de situaciones ya que ha podido salir mucho peor.

Comparte esta información con tus amigos y familiares, sobre todo aquellos que tengan niños en casa.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!