“Escuchaba a los médicos cuando decían que no iba a vivir” – La estremecedora historia de Nicola

Algunas experiencias dejan una huella profunda en quienes la viven. Muchas veces es necesario estar al borde de un abismo para dar un giro hacia otra dirección a través de una verdadera decisión de cambio.

La historia de Nicola King, de 24 años es una experiencia de vida que refleja la superación de quien ha estado a un paso de la muerte y un cambio un verdadero le dio una nueva oportunidad de vivir. En su adolescencia fue anoréxica, llegó a pesar 25 kilogramos.

Nicola, es de Andover, Hampshire, sufrió un fuerte desorden alimenticio que casi la llevó a la muerte. Fueron 6 años de lucha contra este padecimiento.

A sus 16 años ella comenzó a ser más consciente sobre su imagen corporal, una edad muy vulnerable para la autoestima.

En la adolescencia es normal que la persona adquiera más importancia por su aspecto físico, la imagen ante el espejo envuelve una creciente preocupación. Nicola no escapó de esta situación llegando a la obsesión por el control del consumo de calorías, a pesar de estar muy delgada.

Lamentablemente su obsesión la llevó a la anorexia. Se sometió a un fuerte régimen de ejercicio con el propósito de quemar todas las calorías que consumía. Llegó a estar sin comer durante 6 semanas y sin tomar agua durante 3 semanas. Fue como una especie de huelga de hambre.

Inevitablemente comenzó a sufrir graves y severos problemas de salud. Su peso corporal llegó a 25 kilos.

Fue recluida en la unidad de cuidados intensivos del Prior Hospital en Southampton, donde pasó 18 meses cumpliendo varios tratamientos para su recuperación.

Su cabello empezó perder brillo, hidratación y finalmente empezó a caerse, los periodos menstruales desaparecieron y el funcionamiento de los órganos vitales comenzó a fallar.

VER TAMBIÉN:  Podría ser el primer bebé en el mundo con una tarjeta de identidad que no identifica su sexo

Ante la crítica condición de esta joven los médicos en varias oportunidades advirtieron a sus padres que la posibilidad de que sobreviviera era muy baja.

Los médicos pusieron su mayor esfuerzo para sacarla de ese estado, la alimentación fue a través de tubos y su cuerpo estaba conectado con cables a una máquina. Nicola comenta que escuchaba a los médicos cuando decían que no iba a vivir.

Estaba literalmente muerta, era piel y huesos. Milagrosamente logro sobrevivir tras pasar 3 semanas en sometida a un coma. Después de permanecer 6 meses en el hospital fue dada de alta.

Ella sintió la necesidad de alejarse del mundo un tiempo y que su mente descansara de tantos pensamientos que la estaban atormentando. Viajó a los Estados Unidos, México, Grecia e Irlanda.

Después de superar esta difícil etapa Nicola decidió cambiar su vida. Comenzó una dieta saludable y a cumplir una rutina de ejercicio en un gimnasio, donde encontró en nuevo enfoque de su vida.

En poco tiempo se convirtió en fanática del culturismo y después de 18 meses el entrenamiento, su esfuerzo y determinación dieron sus frutos. Llegó a un peso de 70 kilogramos.

Participó en el campeonato de culturismo puro de Elite UK y a sus 24 años resultó ganadora en la categoría de la mejor transformación corporal.

Definitivamente fue un camino muy largo y difícil de recorrer, pero ella se siente feliz y por primera vez está orgullosa de sus logros.

Ella reconoce que nunca se imaginó que llegaría este punto. Mirar atrás y darse cuenta de todo lo que ha logrado es muy abrumador y feliz a la vez. Pasó de ser una adolescente anoréxica a una campeona del culturismo.

VER TAMBIÉN:  Lo que hizo esta aventurera pareja al cumplir un año de casados causa furor en las redes

Nicola recuerda que antes quería ser más delgada o tener una estructura corporal distinta en la escuela. Siempre de comparaba con los demás y la imagen que reflejaba el espejo era su centro.

Ntd / Instagram

La anorexia fue poco a poco apoderándose de ella. Comenzó eliminando de su dieta el chocolate y así fue quitando cada vez más alimentos y calorías hasta dejar de consumir alimentos por completo.

Es importante reforzar la autoestima de los niños para que en la etapa de adolescencia el riesgo de sentirse vulnerables disminuya. También el acompañamiento de los padres y representantes en cada etapa juega un papel determinante en la orientación de los jóvenes.

Es lamentable ver cómo tantos jóvenes se desvían o huyen de la felicidad porque se agreden por no sentirse bien con ellos mismos ni amados.  Fortalecer los vínculos afectivos es trabajo de todos. Comparte la inspiradora historia de Nicola.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!