Escucha llantos que venían del carrito de un supermercado y alerta de inmediato a la Policía

Creeríamos que la crisis del coronavirus a todas las personas nos ha marcado para siempre. Y nos atreveríamos a decir que ya no podemos ver el mundo, ni la familia, ni las relaciones, ni la vida, de la misma manera. Pero lamentablemente, no sabemos qué pasa por la mente de muchos y aunque nos somos nadie para juzgar, lo que una mujer halló esta mañana en el estacionamiento de un supermercado, es espeluznante.

Los hechos sucedieron en un hipermercado de la avenida Juan Carlos I, en Ávila (España)

Todo parece indicar que no se trató de un descuido involuntario, sino de un abandono premeditado. 

A la vista de todos, en medio de los vehículos y los carros de la compra que se amontonan a la espera de clientes, estaba ahí: como indefenso y desvalido puede ser, un bebé de apenas 2 o 3 días de nacido, sucio, envuelto en una sábana, metido en una bolsa de supermercado dentro de un carro de la compra.

Fue una clienta la que escuchó los llantos que provenían del carro en el estacionamiento del Centro Comercial y alertó a las autoridades del establecimiento.

A la par, Luis Merino, un sanitario que se encontraba pagando su compra, salió corriendo y, con la ayuda del personal del supermercado, sacó al bebé del carro y lo cogió en sus brazos.

“Estaba llorando, se le veía algo sucio, pero parecía que no estaba en malas condiciones, porque le metí el dedo en la boca y se calmó”, relató Merino.

«Está claro que lo habrían dejado allí hacía poco, seguramente unos minutos. Parece un claro abandono, no sé las circunstancias que hay detrás, pero es duro encontrarte así a un bebé”, agrega.

Inmediatamente, alertaron a la Policía Nacional, los agentes asistieron al recién nacido mientras una ambulancia se acercaba para trasladar al pequeño hasta un centro hospitalario.

La Policía difundió las escenas de los primeros momentos en que una agente se conmovió con la criatura y no dudó en darle el calor y el amor que tanto necesitaba

El pequeño fue llevado al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, a través del Servicio de Pediatría, donde enseguida se activó el protocolo de asistencia a menores de los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

El informe médico confirmó que el bebé se encuentra en perfecto estado de salud y que puede tener unos 3 días de nacido. Por el momento, los servicios sociales de la Junta de Castilla-León se han hecho cargo de la custodia del menor.

Todavía no se han difundido más datos, pero el Cuerpo Nacional de Policía ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos.

Dentro de lo lamentable que puede ser hallar una escena así, por fortuna la criatura está a salvo. Sin embargo, es doloroso pensar que no tiene ni una semana y ya ha tenido que enfrentarse a la lacra del abandono. ¡Comparte para crear conciencia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!