El intensivo entrenamiento de esta mujer embarazada sorprende a todos en las redes

El ejercicio resulta beneficioso para la salud, incluso si estas esperando un bebé.

Emily Breeze Watson, de Carolina del Norte, Estados Unidos, es una mujer apasionada de todo lo que tenga que ver con tener una vida saludable y mantenerse en buena forma física.

Tanto así, que el ser madre no le impidió interrumpir su entrenamiento, en la dulce espera de su bebé no quiso tomar un descanso. A medida que crecía su vientre, continuó haciendo su rutina de ejercicios seis días de la semana y hasta el último mes de gestación estuvo mostrando lo que podía hacer.

Sorprendió a todos al ser capaz de levantar en peso muerto 70.3 kilogramos, y aunque la cifra es impactante, según sus propias palabras es menos de la mitad de los 147.4 kilogramos que cargaba antes del embarazo.

Recibió todo tipo de comentarios en sus redes sociales, desde aquellos que le manifestaron admiración por su fuerza de voluntad y talento hasta ser duramente criticada por poner en riesgo a su bebé por nacer.

A pesar de las fuertes críticas, le gusta alentar a otras madres embarazadas a mantenerse activas durante el embarazo.

This mom-to-be can lift over 100 pounds

She proves that pregnant women aren't weak.via Emily Breeze Ross Watson, instagram.com/emilybreeze

Publiée par Bright Side sur Vendredi 1 juin 2018

Emily es instructora de fitness, competidora aficionada de CrossFit, (actividad deportiva de alta intensidad que combina variados ejercicios de resistencia, fuerza física, flexibilidad, potencia y equilibrio, incluye levantamiento de pesas, gimnasia, resistencia cardiorrespiratoria, muscular y velocidad).

“El propósito de las publicaciones en Instagram, Facebook y Twitter es documentar mis entrenamientos de embarazada”, dijo, y “presentar el fittness y el bienestar a mi comunidad, a mis amigos y mis clientes”. Siempre he priorizado vivir un estilo de vida saludable, lo que me ayudó a tener un gran embarazo.

Tiene el apoyo de su marido, Martell Watson, un levantador de pesas y compañero de entrenamiento, a menudo trabajan juntos.

VER TAMBIÉN:  Sorprendente giro en la historia del chico que tuvo sexo con una extraña en el avión

Siempre fui consciente de que estaba trayendo una criatura al mundo, y eso fue lo más importante, son tantas emociones que no sabría por donde empezar, nos enamoramos profundamente con el nacimiento de nuestro primer hijo, dijo.

“Me desconcierta que la gente piense que yo podría hacer algo para dañar a mi propio hijo. Claro que no le haría nada malo. Todo lo que realizo está bajo el cuidado médico y no cambiará por la opinión de algunas personas”, indicó Emily

Emily cuenta con poco más de 37 mil 700 seguidores solo en lnstagram.

Es una feliz madre de dos encantadores y saludables hijos, se mantuvo entrenando el tiempo que estuvo embarazada.

Tal es la pasión de Emily que el pasado 14 de mayo, solo 15 días después de haber dado a luz, a su segundo encantador bebé, formó parte de un campamento que rompió el Récord Mundial Guinnes como el circuito de entrenamiento más grande de la historia, con una asistencia mayor a las dos mil quinientas personas.

La idea de este gran campo de entrenamiento fue de la propia Emily, razón por la que no podía ausentarse, junto a Randy Moss, leyenda de la NFL.

Ella ha logrado por encima de todo la más increíble hazaña: ser madre, aunque la vida de una mamá sea una locura, no hay que dejar que sea una excusa para evitar mantenerse en forma e involucrar a los hijos en pequeñas rutinas de ejercicios inculcándoles un estilo de vida saludable.

Recibe mensajes de mujeres de todo el mundo que le preguntan sobre la forma física durante y después del embarazo. En su caso, ha podido ejercitarse a través de sus embarazos, dice que “la clave es hacer lo que funcione mejor para ti, es importante escuchar a tu cuerpo”.

VER TAMBIÉN:  La polémica y descontrolada conducta de Maradona que está causando revuelo en las redes

Hace hincapié en que las mujeres embarazadas deben consultar a un médico primero y seguir las recomendaciones.

“Nunca pensé en renunciar, levantamiento de pesas es mi profesión, sino también mi hobby, no creo que el embarazo sea una enfermedad”, su cuerpo estaba muy sano y no sentía ninguna incomodidad. Incluso se fortaleció con el ejercicio.

Si bien es cierto que el cuerpo pasa por una sucesión de cambios hormonales y físicos, estos no tienen por qué ser impedimento a la hora de seguir con la rutina diaria.

Haberturk / Facebook

Emily no se expuso a golpes en el abdomen ni a caídas violentas o movimientos que pudieran atentar contra el bebé, con la instrucción de los médicos ella logró disfrutar los múltiples beneficios de la actividad física durante el embarazo.

¿Qué opinas del entrenamiento de Emily? ¡No te vayas sin compartirlo!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!