Enfermera no se separa de un bebé durante meses en Cuidados Intensivos y termina adoptándolo

Angela Farnan, de 32 años, es enfermera principal del OSF Children’s Hospital de Illinois, en Peoria, en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) y en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), donde atiende a los niños más pequeños y enfermos.

Junto con sus compañeros de OSF Mission Partners, ella abraza a cada niño como si fuera de su propia familia. “El buen Dios nos puso donde estamos por una razón”, dice Angela.

Su especialidad han sido los pequeños que reciben tratamiento en el Congenital Heart Center. Hasta que el 30 de mayo de 2017, la llegada de un bebé de 3 días de nacido con el Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, hizo que su vida de un giro de 180 grados.

El pequeño se llama Blaze y cambió su vida para siempre.

Básicamente, lo que le sucedía al corazoncito de Blaze era que no se desarrolló como debería durante las primeras ocho semanas de embarazo, por lo que se trata de un problema congénito.

Tuvo su primera cirugía cuando tenía solo 3 días de nacido, y necesitó una segunda cirugía sólo unos meses después. Los padres biológicos del pequeño se encontraban lejos del hospital y no tenían recursos para acudir a visitar a su bebé, ni para cubrir los gastos hospitalarios.

Fue entonces cuando ante las necesidades que atravesaba la familia del pequeño, Angela se ofreció a acogerlo como un bebé de crianza mientras se recuperaba.

Para efectos de la eficacia del tratamiento, ella obtuvo la tutela del pequeño a corto plazo, así ella podría decidir sobre cualquier emergencia que se presentase.

Los padres, si bien estaban destrozados por no poderle dar la atención de su parte que merecía su bebé, veían por otro lado cómo la admirable enfermera se desvivía en amor y cuidados tratando al pequeño como suyo durante meses sin separarse de él ni de noche ni de día.

Por su parte, Angela tomaba cada vez más cariño al pequeño. Y todo el personal estaba totalmente volcado. Incluso recuerda con especial ilusión el momento en que como sorpresa le prepararon un “baby shower” improvisado el momento en que supieron que Blaze iría a su casa de manera temporal.

Angela siempre quiso tener hijos y no fue hasta que ella se casó con su actual marido Rick, que descubrió que no podía quedar embarazada.

Cuando los padres de Blaze vieron que no podían darle la vida que quisieran, en la sala del hospital, con lágrimas en los ojos les pidieron que adoptaran definitivamente a su bebé. 

“Ver a Blaze conectado a monitores y darse cuenta de la lucha interior que estaban experimentando los padres”, recordó Rick como uno de los momentos más emotivos.

“La madre biológica, Dios la bendiga. Ella tomó una decisión sincera y desgarradora. Angela y yo solo juntamos nuestras cabezas y dijimos, ‘¿puedes creerlo? Él va a ser nuestro“, concluyó Rick.

Así fue cómo Angela y Rick se convirtieron en los orgullosos padres adoptivos de Blaze y el proceso de adopción finalizó formalmente en junio de 2018.

Cuando Blaze tenga entre 3 y 5 años, se someterá a la tercera cirugía prevista. Ese procedimiento aliviará aún más el trabajo y el estrés en su corazón y permitirá que su nivel de oxígeno se normalice”, dijo el Dr. Plunkett. Y no descartó que tenga que someterse a un trasplante de corazón en el futuro.

“Como mujer, piensas en tu boda, en tener hijos, criarlos e inculcarles la buena moral. Todavía me quita el aliento. Hay veces que me despierto y estoy abrumada de que él sea mío”, confiesa Angela.

Good Morning America

“Solía ​​venir a casa y necesitar media hora para desconectar de todo. Ahora, llego y él está tan emocionado de verme, que es todo lo que necesito: esa cara y esa sonrisa. Puedo tener el peor día y todo lo que quiero hacer es llegar a casa y verlo. Simplemente lo hace todo mejor”, concluye el testimonio de esta increíble mujer.

Nurse adopts sweet baby she cared for in Illinois intensive care unit

Nurse adopts sweet baby she cared for in an Illinois intensive care unit: "I really feel that he has blessed our lives….his smile lights up the room." https://gma.abc/2GRNMYf

Publiée par Good Morning America sur Lundi 4 mars 2019

Gestos como el de esta enfermera nos devuelven la esperanza en la humanidad. No te vayas sin compartir esta noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!