Encuentran a la adolescente que desapareció hace 24 meses y se niega a hablar

En el 2019, las autoridades de Tennessee emitieron una alerta Ámbar por la desaparición de una adolescente de 16 años. Daphne Westbrook había sido secuestrada por su propio padre y nadie lograba dar con su paradero.

Las primeras investigaciones señalaron que John Oliver Westbrook podría estar dirigiéndose hacia Florida, donde vive su hermana.

Sin embargo, no lograron encontrar más información. John Oliver es un experto en informática, seguridad tecnológica y bitcoins.

La angustiada madre de Daphne realizó múltiples súplicas al público para que cualquier persona con información sobre Daphne o su padre, acudiese a la policía.

El caso fue retomado en marzo de este año cuando la adolescente contactó a una de sus amigas y le dijo que quería atentar contra su vida.

Intentaron rastrear el origen del mensaje pero nada parecía dar resultados. Finalmente, la policía encontró a Daphne por accidente.

Unos policías detuvieron un auto en un pequeño pueblo de Alamaba llamada Samson. En aquel momento sólo les interesaba hablar sobre un problema en una de las luces del automóvil

Pero descubrieron que era Daphne la que se encontraba allí con su perro. No había rastros de su padre por ningún lado.

“Esto no cambia nuestra meta principal de encontrar al culpable. La investigación sigue activa y seguimos buscando John Westbrook”, aseguraron los oficiales.

Las autoridades y familiares confirmaron que realmente se trataba de la adolescente que había desaparecido en el 2019 y que ahora tiene 18 años.

“No ha querido cooperar mucho con nosotros pero lo entiendo porque ha pasado por mucho. No sabe realmente en quién confiar”, dijo Kerry Clewell, uno de oficiales que está trabajando en el caso.

El equipo de especialistas que durante años trabajó en el caso de Daphne, temía que la joven permaneciera durante mucho tiempo bajo el efecto de fuertes narcóticos.

Sin embargo, todavía no se tiene mayor información sobre la vida que llevó durante este tiempo. Ahora, todos los esfuerzos se centran en dar con su padre para que responda ante los cargos de secuestro agravado e interferencia de custodias.

“Estamos muy felices de saber que ya no está con su padre. Fue una alegría decirle a su mamá que Daphne ya estaba libre”, dijo un oficial.

Celebramos que después de dos largos años, la joven Daphne pueda regresar a la tranquilidad de su hogar. Esperamos que las autoridades logren llegar al fondo del asunto y encuentren al responsable. Ninguna niña merece pasar por una pesadilla así.

Une tu voz y comparte esta para exigir justicia en el extraño caso de Daphne Westbrook.