La mujer que no podía tener hijos encuentra en una bolsa una bebé con el cordón umbilical

El abandono de un recién nacido es un hecho que siempre causará conmoción. No sólo por el desamparo en el que queda esa criatura, sino por todo lo que tuvo que haber detrás para que una madre llegue a esa medida desesperada y anti natural de dejarlo a su suerte.

Nada pudo preparar a una empresaria y educadora de arte, para lo que encontró frente a la puerta de una vecina.

Kelly Zerial, de 37 años, vive en Campo Grande, Brasil

Kelly llevaba años luchando por ser madre sin éxito alguno. Desesperada, en vista de que ese bebé deseado no llegaba, estaba a punto de iniciar un tratamiento con embriones.

Pero la mañana del 29 de enero, nunca imaginó lo que sucedería después de que los ladridos de perros del barrio y los gritos de una vecina la alertaran. Se trataba de una bolsa dejada nada menos que en su puerta, con una bebé recién nacida abandonada en su interior.

Kelly inmediatamente supo que esa bebé no deseada era un hermoso regalo del destino

“Vi que había mucha sangre, tenía todavía el cordón umbilical y comencé a comprobar que estaba bien. Fui mirando los meñiques y los pies», recordó la mujer.

“Estuve en shock, con el cuerpo flácido, por unos momentos no pude reaccionar».

Instintivamente, la abrazó a su cuerpo para darle calor, le costaba trabajo creer que alguien haya podido abandonar a esa criatura tan perfecta y vulnerable a la vez. De inmediato, la llevó a su casa para darle las primeras atenciones.

“La niña estaba envuelta en una manta, en una bolsa, y muy rápido no dejé que nadie la tocara, porque la gente venía con un bolígrafo para ver si estaba viva y lloró cuando lo tomé”, relató Kely.

La pequeña fue trasladada al hospital, donde afortunadamente confirmaron que no tenía ninguna lesión y estaba sana.

Cuando le dijeron que la llevarían a un albergue, su corazón dio un vuelco. Entonces no dudó en decir a la Policía que ella la adoptaría.

“No hay forma de describir lo que sentí ese día, fue algo especial, muy fuerte y maternal, me conmovió. Fue todo el día corriendo entre el centro de salud, el hospital y la policía, solo paré por la noche”.

Pero se quedó destrozada cuando le dijeron que primero deben ubicar a la madre. Y sólo cuando nadie la reclame, podrían considerarlo.

Es por eso que ya acudió a un abogado. Confía en que con suerte le darán pronto la custodia, y por fin podrá llamar hija a esa criatura que llegó como un ángel a su vida.

Kely, además, pidió a toda la comunidad no juzgar a la madre biológica. “Nadie sabe lo que le pasó a esta mujer, nadie conoce su desesperación. Nadie sabe si fue víctima de abuso, si fue violada, si es una adolescente. Sabemos que ciertamente estaba indefensa, en una situación de vulnerabilidad”, concluyó.

Nos alegra saber que el destino de esta preciosa bebé podría ser muy esperanzador gracias a esta mujer que encontró en esta triste situación de abandono su mayor bendición.

La vida puede tener misterios difíciles de entender. Mientras unas luchan por tener un bebé, otras los rechazan. Pero ojalá que todas las criaturas tuvieran estos ángeles que aparezcan en el camino. ¡Comparte esta noticia!