En cuestión de horas, tres mujeres pierden a sus bebés a causa del brote de listeriosis

Los meses en los que una nueva criatura crece dentro del vientre de su madre son ocasión de mucha alegría para la familia que se prepara ansiosa hasta el día del nacimiento. Pero además, estamos hablando de un tiempo de mucho cuidado para que todo salga bien y el nuevo ser nazca sano.

Lamentablemente, un brote de listeriosis ha cargado de tristeza los corazones de varias familias españolas.

En las últimas horas al menos tres embarazadas han perdido a sus bebés a causa de la listeria que adquirieron, tras consumir carne para mechar.

El brote infeccioso ha mantenido en alerta a la comunidad española, después de que La Junta de Andalucía emitiera una advertencia sanitaria a mediados del mes de agosto.

Dos de las últimas tres perdidas se han producido en Sevilla. La primera en un embarazo de 8 semanas y la segunda en una mujer con 32 semanas de gestación. Los casos fueron atendidos en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío.

Aunque aún faltan los resultados de las pruebas realizadas a los fetos, la sospecha se inclina con mayor fuerza hacia una perdida producida por la infección corioamnionitis.

Precisamente, la enfermedad que ocasiona la bacteria listeria monocytogenes con la cual estaban contaminadas las carnes.

La tercera trágica pérdida ocurrió en Madrid a una dama cuyo bebé tenía también 8 semanas de gestación. La mujer fue atendida en la madrugada de este viernes en un centro de salud privado de la capital española, donde terminó por perder a su criatura.

Aparentemente, la futura madre había consumido la carne en un establecimiento de Sevilla.

El brote infeccioso se originó específicamente por la carne La Mechá producida por la empresa Magrudis, la cual habría operado sin licencia en los últimos cinco años.

La interrupción de estos embarazos no son las únicas pérdidas humanas que ha causado este brote infeccioso. 

El 02 de agosto, antes de que se anunciara la alerta, una mujer también perdió a su bebé. Aunque en principio no se señaló la causa, recientemente se confirmó que también había contraído la bacteria mediante la carne.

La empresa sevillana Magrudis hizo una ampliación en sus instalaciones sin los permisos necesarios.

Según informó José Miguel Cisneros, portavoz del grupo de seguimiento de la crisis de la Junta de Andalucía, el fallecimiento de un paciente cáncer metastásico también estuvo ligado al brote.

Cisneros también ha querido brindar un poco de tranquilidad a la comunidad e informó sobre el caso de 12 niños nacidos en los últimos días y cuyas madres tenían la infección.

Esto ha sido posible gracias a la detección oportuna de la bacteria y el tratamiento con antibióticos que recibieron las embarazadas.

Las autoridades luchan por sacar del mercado las toneladas de carne que comercializó la empresa y que podrían contener la bacteria. Mientras esto sucede, alertan a la comunidad sobre el riesgo de comer este producto y exhortan a no consumirlos ni comercializarlos. 

El costo por este brote ya ha sido demasiado alto. Por favor comparte esta noticia y advierte a todos sobre el inminente peligro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!