Emprende un largo viaje para conocer a su enamorado y termina detenida por su culpa

En nombre del amor las personas se han atrevido a muchas cosas insólitas en el mundo entero, y una mujer en Argentina no se quedó atrás. Lo que hizo en medio de la cuarentena por el coronavirus para ir al lado de su novio virtual dejó sorprendido a todos.

Llenó de amor e ilusiones su equipaje

Sabrina Layampa es una mujer de 32 años que vive en Orán, Salta, y conoció en una red social a Luis Pastata, un hombre de 29 que reside en Caleta Olivia. De inmediato comenzaron una relación a distancia con la esperanza de conocerse lo más pronto posible.

Pero los días pasaban y la ilusionada mujer no podía resistir el deseo de encontrarse con su amado y, a pesar de las restricciones debido a la pandemia, decidió ir a su encuentro. Así que salió desde su hogar y atravesó casi tres mil kilómetros cual mochilera enamorada.

Muchos camioneros le dieron un aventón y así llegó justo al límite entre Chubut y Santa Cruz donde el Comité Operativo de Emergencia le levantó un acta por incumplimiento de las normas sanitarias, y no le permitían el acceso hasta tanto no indicara un domicilio donde pasaría la cuarentena.

La joven estaba en un gran aprieto y se comunicó con su novio para que se encargara del incómodo asunto. Para complicar la situación, Luis le respondió a la autoridad, de la manera más desenfadada, que él no estaba dispuesto a recibir a la peregrina mujer.

La policía estaba sorprendida ante la insólita situación, no les quedó más alternativa que ubicar a Sabrina en un tráiler hasta que pudiera encontrar la forma de regresar a su ciudad. Pero al novio también le tocó asumir, las autoridades policiales le informaron que sería denunciado ante la Justicia federal para que respondiera por su irresponsable proceder.

“¡Dios! le pudieron pasar las peores cosas en el viaje, todo por alguien a quien nunca vio en persona en toda su vida, que me perdone, pero ¿no hay hombres en Orán?”, expresó una contrariada internauta.

A raíz de eso Luis Pastata tuvo que reconsiderar su negativa e inició el trámite de los permisos respectivos para poder movilizarse con su pareja virtual y poder regresar juntos a Oran. Seguramente la mujer jamás imaginó que la historia tendría ese final, pero por lo menos volverá a su casa con él.

Como era de esperarse, las redes sociales se inundaron de comentarios sobre lo sucedido. Muchas personas tildaron de irresponsable el proceder de la pareja, y otros defendían a la mujer, pero también hubo quien estuviera un poco del lado del novio.

¿Él sabía que ella iba para allá? yo también tendría miedo de meter en mi casa a alguien tan particularmente extraño, que en medio de una pandemia se atreva a eso”, agregó otro usuario.

En cualquiera de los casos debió prevalecer la responsabilidad, madurez y sensatez para asumir una acción sin poner en peligro la seguridad propia y la de terceros. Esperamos que la quebradiza relación de la pareja se consolide y puedan tener un verdadero final feliz.

Esta historia de amor ha dado mucho de qué hablar en las redes, compártela y comenta tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!