Sospecha que algo pasa en su embarazo y 8 médicos atienden su parto que sucede 1 en 47 millones

Oksana Kobletskaya, originaria de Odessa, Ucrania, no podía estar más feliz cuando se enteró de su embarazo. A sus 36 años, era ya madre de una niña de 3 años y junto a su esposo Sergey no veían el día de agrandar su familia.

Pero estaban lejos de sospechar que lo que sería un embarazo normal daría un giro completo a sus vidas.

Habían decidido tener sólo 2 hijos porque su situación económica no les permitía alimentar más bocas. Pero ya en las primeras semanas de su embarazo, Oksana sospechó que algo no marchaba con normalidad.

“Nadie en nuestra familia había estado embarazada de gemelos. Estaba segura de que nunca experimentaría algo como esto”, dijo Oksana.

Era sólo el principio de una aventura para la que no estaba preparada.

Cuando Oksana visitó al ginecólogo, algo en el escáner le hizo fruncir totalmente el ceño, y entonces ella pudo darse cuenta que su instinto no le fallaba, estaba a punto de recibir la noticia más inesperada.

“Cuando vi la cara de shock del médico, mi corazón se detuvo por un momento. Luego lo escuché murmurar algo como: Deberías tener una casa grande junto al mar. Puedo ver cinco fetos, tal vez seis. Es difícil decirlo”.

Para sorpresa de Oksana y su marido, serían padres de quintillizos.

Lo que le sucedió a Oksana sólo pasa en 1 de cada 47.458.321 embarazos concebidos de manera natural.

El médico no pudo contenerse y corrió por todo el hospital en éxtasis para contar al resto del personal la noticia. Sin embargo, a Oksana y Sergey les embargaban muchos sentimientos encontrados.

“Me sentí como en una pesadilla, y como si me fuera a despertar en cualquier momento”, recuerda Oksana.

De pronto, como en un abrir y cerrar de ojos todo su futuro había cambiado por completo. “Lleva tiempo procesar este tipo de noticias. Quiero decir, que no sabíamos como nos las íbamos a arreglar para cuidar a tantos niños”, dijo Sergey.

“Me trataron como si estuviera hecha de porcelana; fueron extremadamente cautelosas”, dijo Oksana en relación a cómo fue atendida en su parto.

Oksana dio a luz a tres hermosos niños y dos niñas mediante cesárea.

Sin embargo, cuando la atendieron en la sala de partos cerca de 8 médicos se prepararon para lo peor, ya que este tipo de embarazos conlleva una serie de riesgos.

Los pequeños nacieron prematuros, pero en perfectas condiciones y eran absolutamente adorables.

Los llamaron Daria, Alexandra, Denis, Vladislav y David, quienes se convirtieron en breve en la sensación de las redes y de todo su país.

Su madre creó una página en Facebook, donde comparte sus aventuras de lo que significa sacar adelante 6 niños, con todo lo que eso conlleva.

Fueron los primeros quintillizos nacidos en Ucrania y como es lógico a Oksana la detienen en la calle por donde quiera que vaya. Siguieron el consejo del doctor y se mudaron a una casa más grande para que sus 6 bellezas pudieran correr y disfrutar del amor de papá y mamá.

No te vayas sin compartir esta insólita pero hermosa historia con todos tus amigos, algo es seguro y es que en ese hogar no hay lugar para el aburrimiento.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!