Un sándwich de queso que le ofrecieron en su escuela le costó la vida a un niño de 3 años

Los padres aman a sus hijos por sobre todas las cosas, cuidarlos y mantenerlos en un ambiente seguro es algo fundamental para ellos, cuando un niño debe empezar su vida escolar los padres en general se aseguran se encontrar el mejor sitio que se puedan permitir para que su hijo tenga una buena educación y un entorno favorable.

Cada familia tratará de encontrar el centro educativo que mejor se adapte a sus posibilidades, los padres de Elijah Silvera creyeron que habían encontrado el mejor lugar para su hijo, creyeron que lo cuidarían y, a pesar de que los accidentes suceden, no imaginaron que a su pequeño le ocurriría nada que lo separara de su lado.

Como cualquier otro día, Elijah asistió a clases en su preescolar, cuando era hora de la comida al pequeño se le sirvió un sándwich de queso a la parrilla, sándwich que momentos más tarde sería fatal para la salud del niño de 3 años.

Elijah fue trasladado a la emergencia del hospital tras haber sufrido un shock anafiláctico debido a su alergia a los lácteos, el sándwich que le sirvieron en su preescolar fue mortal para el pequeño.

A pesar del esfuerzo del personal del hospital no hubo nada que pudieran hacer pues cuando el niño fue llevado a urgencias ya era demasiado tarde y el daño era irreparable, el pobre Elijah había perdido la vida debido a ese emparedado de queso a la parrilla.

Según informa la madre del niño, la institución escolar estaba al tanto respecto a la alergia que padecía su hijo e ignorando esto se le sirvió el sándwich de queso; no obstante, este no fue el único error que cometió la escuela, pues al ver que el niño presentaba síntomas de alergia no hicieron nada al respecto.

Lo indicado habría sido llamar a urgencias y trasladar al niño al hospital de inmediato o suministrarle EpiPen para aliviar la reacción alérgica, pero la escuela no contaba con el medicamento y lo único que hicieron fue llamar a la madre quien trasladó al niño al hospital.

El Departamento de Salud del estado tomó medidas contra el colegio por su negligencia, realizaron el cierre de la institución para investigarla. Mientras tanto, la familia de Elijah pide justicia por la vida de su pequeño.

Según Christopher R. Miller portavoz del departamento estatal de salud, informó que la institución escolar no tiene ningún plan para los niños con alergias; sin embargo, aún no han comprobado si no posee en sus instalaciones el medicamento en contra de la alergia.

Para cubrir los gastos funerarios del pequeño Elijah la familia Silvera creó un GoFundMe esperando ser ayudados mientras buscan justicia por lo que le sucedió a su bebé, han demandado al preescolar por 10 millones de dólares, pero el caso no se limita solamente a la vida de Elijah.

Se espera que el estado apruebe una ley llamada Elijah, con la cual se espera que todos los centros escolares tengan una política anafiláctica para que casos como el de este pequeño no vuelvan a repetirse.

NY Times / Relay Hero

Hay muchísimos niños en el mundo que sufren de todo tipo de alergias y merecen estar fuera de peligro aunque no estén bajo el cuidado de sus padres.

Esperamos que ninguna persona en el mundo pase por lo que pasó el pequeño Elijah. Comparte su lamentable caso.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!