Intentó engañar a la policía paseando a su perro de peluche para romper el confinamiento

La pandemia del coronavirus tiene paralizado al mundo y aunque aún muchas empresas se resisten a enviar a sus trabajadores a casa, lo cierto es que en los países afectados son miles los ciudadanos que se mantienen en cuarentena en sus propias casas.

Al menos esto es lo que se espera tras las medidas tomadas por algunos gobiernos, pero parece que no todas las personas están actuando con responsabilidad.

De tal modo lo evidencian las diferentes denuncias de los cuerpos de seguridad en países como España, donde algunas personas se resisten a mantenerse en casa.

Esta semana, Agentes del Cuerpo Nacional de Policía sorprendieron a un hombre paseando en la calle Marqués de Santillana de la capital de Palencia, a pesar de las advertencias emitidas por el gobierno español y las multas que han comenzado a implementar.

Al ver al sujeto en ropa deportiva y paseando a su supuesta mascota pero sin ningún tipo de protección como una mascarilla, las autoridades decidieron acercarse para hacerlo regresar a casa.

Lo que los oficiales no podían imaginar es que el aparente perro que acompañaba al sujeto era en realidad un can de peluche.

Parece que al ciudadano le ha parecido muy gracioso exponerse para hacerle una pequeña broma a los agentes de seguridad y todo quedó registrado en un vídeo que fue grabado por un vecino de la comunidad.

Las imágenes han sido compartidas en las redes, incluso en la cuenta oficial de Twitter de la Policía Nacional de Jupol.

Desde Twitter, las autoridades aprovecharon para hacer un llamado a la sensatez de las personas para asumir con responsabilidad la situación crítica que se está viviendo no sólo en España, sino en el mundo.

“Es una cuestión de salud pública. Estamos ante una situación muy grave como para andar por la calle intentando engañar a la policía. No nos engañas y además serás sancionado”, advirtió el sindicato en la red social.

Por los momentos, se supo que el hombre del vídeo en cuestión no recibió ninguna multa pues acató de inmediato la orden, sin resistirse a la autoridad.

No obstante, los oficiales informaron que ese mismo día otro hombre fue sancionado tras encontrarlo en dos ocasiones en un sitio público consumiendo alcohol. En una primera ocasión la policía advirtió que debía regresar a casa pero al encontrarlo horas más fue sancionado. 

El gobierno español ha informado que quienes rompan con la medida de confinamiento durante la pandemia pueden enfrentar multas desde 600 euros, así como privativas de libertad de hasta 21 años en caso de que se trate de una persona contagiada que salga y exponga a otros ciudadanos.

Comparte esta nota y ayúdanos a crear consciencia, ante una situación de emergencia lo mejor es que estas “bromas” no sucedan. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!