El ultrasonido revela un misterioso “ángel de la guarda” mostrándoles a su bebé milagro

Todas las parejas se llenan de sueños e ilusiones, y entre ellos para la mayoría está formar una familia. Pero tristemente, esa meta para algunas mujeres puede tornarse mucho más complicada de lo que imaginan. Y no se trata sólo de aquellas que deciden posponer el momento de traer un hijo al mundo, algunas chicas jóvenes -y cada vez más- terminan teniendo serios problemas para quedarse embarazadas.

Es el dolor por el que estaban atravesando Britany Clark y James Grouvel, ambos de 24 años de edad.

Los médicos fueron muy categóricos y les dijeron que jamás podrían tener hijos. A ella le diagnosticaron con endometriosis, una afección que hace que crezca tejido similar al revestimiento del útero en otros lugares, como los ovarios y las trompas de Falopio.

Las mujeres con endometriosis grave (etapa 4), la cual causa una formación considerable de cicatrices, bloquea las trompas de Falopio y daña los ovarios, son las que se enfrentan a una mayor dificultad para quedar embarazadas y con frecuencia requieren un tratamiento de fertilidad avanzado.

Sus esperanzas de convertirse en padres se desvanecían y sus ánimos estaban por el suelo. Sin embargo, un día, Britany empezó a sentirse mal. Y extrañamente, sus síntomas coincidían con los del embarazo.

Pero ella sabía de sobra que podía ser todo, menos eso. Pero su pareja la animó a hacerse una prueba, su sorpresa fue enorme cuando dos de esos tests dieron positivos.

Sin poder dar crédito a la noticia, acudieron al médico en la semana 12 del embarazo para una primera exploración.

Pero en un momento dado, Britany perdió el aliento ya que vio con sus propios ojos algo en las imágenes que no estaba bien.

Como no era experta en el tema, decidió enviarlas por whatsapp a su tía y a su madre para corroborar si ellas veían lo mismo que ella.

Se trataba de una forma junto a su bebé, pero mirándolo de cerca ella no veía más que un “ángel de la guarda”, pero no de cualquier manera.

El ángel estaba arrodillado y señalando hacia el bebé como si con eso quisiera decir: “Ahí está tu bebé, es un milagro”.

La misma impresión tuvo su tía y por supuesto que a Britany le pareció lo más dulce que había vivido en su vida. Pero lo mejor de todo es que sin contar el detalle “sobrenatural” de la imagen que ya ha dado la vuelta al mundo, los médicos confirmaron que tanto el bebé como la madre se encuentran en perfectas condiciones.

Ahora que ya han pasado las 12 semanas y un riesgo de aborto ya ha disminuido, la feliz pareja se prepara para la llegada de su pequeño.

Algunos consideran que más que un ángel parece algún personaje extraído de una película de terror. Pero muchos más aseguran que los milagros existen. ¡Comparte esta noticia para celebrar el milagro de la vida!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!