El último adiós de la madre que se enfrentó al gobierno de su país para casarse como soñaba

La pandemia cambió los planes de todos, pero pese a las restricciones y el confinamiento, lo cierto es que la vida continúa y el tiempo es algo que no podrá recuperarse jamás. Esta situación la conocía muy bien Samantha Byrne, una irlandesa con una enfermedad terminal que obligó a sus políticos a romper las reglas y dejarla realizar su gran sueño.

Samantha tenía planes de boda con su novio Frankie Byrne para mayo de este año pero la ceremonia debió suspenderse debido al bloqueo impuesto en su país a causa de la pandemia.

Esta mujer de Irlanda del norte tenía más de una razón de peso para luchar por su matrimonio y es que no sólo el amor la impulsaba a concretar su gran sueño, sino que una enfermedad amenazaba con su realización.

La mujer se enfrentaba en una dura batalla contra un cáncer en etapa terminal y mientras ella luchaba por alargar sus días en este mundo, su familia batallaba con las autoridades para permitirle realizar la ceremonia.

Después de algunas campañas que se hicieron virales en las redes, Frankie y Samantha lograron que la ministra y viceprimer ministro de Irlanda del norte, Arlene Foster y Michelle O’Neill permitieran la realización de ceremonias matrimoniales para los pacientes de una enfermedad terminal.  

Después de un cabildeo que se planeó en un lapso de 10 días, los políticos recibieron la petición a la cual no pudieron negarse. Los enamorados lograron celebrar la ceremonia  en su casa en Loughbrickland con dos de sus hijos a su lado, mientras que los demás invitados participaron a través de vídeollamadas.

La celebración se realizó a finales de mayo y se convirtió en un caso inédito en el país, siendo la primera boda realizada durante el bloqueo. Sin embargo, la luna de miel de estos esposos duro poco.

Samantha murió a sólo tres meses de haberse casado pero todos celebran que la mujer haya podido cumplir con su sueño.

La noticia conmovió a todos los que conocieron la historia de esta pareja y su lucha por estar finalmente casado. De hecho, Foster decidió pronunciarse ante la terrible perdida.

“Lamento mucho escuchar esta triste noticia. No creo que nadie haya podido dejar de ser tocado por esta pareja. Mi más sentido pésame a la familia” tuiteó Arlene Foster.

La florista que se encargó de decorar el día de la boda también rindió tributo a la determinada mujer.

“Con la más profunda tristeza y el corazón destrozado les hago saber a todos que nuestra hermosa novia Samantha ha fallecido. Muchos de ustedes recordarán la difícil situación de ella y Frankie para casarse al comienzo del encierro. La determinación, la voluntad, el amor puro y la devoción y un increíble apoyo familiar y amigo le dieron a Samantha la oportunidad de cumplir su deseo”, escribieron.

Sin duda Samantha es un ejemplo de lucha y amor incluso ante todas las adversidades. Ella sabía que sus días estaban contados y estos se redujeron mucho más a los dos años de vida que le habían diagnosticado. No obstante, a toda la familia le tranquiliza saber que no se fue de este mundo sin ver su sueño realizado.

No hay adversidad que valga para la fuerza del amor y pese a la muerte esta familia seguirá siempre recordando a la indudable guerrera, Samantha Byrne. Comparte esta historia y envíale tu apoyo al afligido esposo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!