El reto del joven que aplaude durante 24 horas ininterrumpidas para recaudar 5 mil dólares

Si hay alguien de quien todos estamos orgullosos últimamente, es de los héroes que trabajan en los hospitales. Médicos, enfermeras y muchos más han demostrado estar dispuestos a hacer incontables sacrificios para ayudar a los pacientes.

Muchos hospitales han enfrentado crisis como la escasez de equipos de protección pero esto no los ha detenido en su gran vocación por ayudar a los demás.

En muchos países, las personas se asoman a sus balcones para hacer una emotiva ronda de aplausos. Es un gesto inspirador que ayuda a quienes se encuentran en la primera línea de esta batalla.

Jack Peagam es un joven que ha decidido llevar las cosas un poco más lejos. Desde que era un niño, la madre de Jack le recordó una y otra vez lo mucho que le debía al Servicio Nacional de Salud en Reino Unido.

“Ellos cumplen jornadas de hasta 24 horas y lo mínimo que puedo hacer es pasar esa misma cantidad de tiempo aplaudiendo. Así recaudaré dinero y todo será donado”.

Jack vive en la ciudad de Londres.

Él y su hermano gemelo nacieron después de tan sólo 32 semanas de gestación y todo apuntaba a que Jack no lograría sobrevivir. Sin embargo, los médicos no estaban dispuestos a rendirse y permanecieron con el pequeño día y noche hasta que lograron salvar su vida.

Jack acaba de cumplir 25 años de edad.

Ahora más que nunca, el joven quiso demostrar su agradecimiento y organizó una ronda de aplausos de nada menos que 24 horas. Recaudó fondos a través de un página en GoFundMe y prometió intentar el extraño reto: pasaría todo un día aplaudiendo para homenajear la labor de los trabajadores del área de salud.

La meta era de 5 mil dólares pero ya ha recaudado más de 8 mil.

El reto fue anunciado por todo lo alto y muchas lo esperaron con ansias. Parecía imposible que lograra una tarea tan extraña especialmente considerando que debía ir al baño cada cierto tiempo e incluso comer. Sin embargo, Jack aseguró que tenía todo planificado y llegado el gran día comenzó a aplaudir.

Jack registró su travesía en YouTube pero luego tuvo problemas con la plataforma y lo continuó transmitiendo a través de Facebook.

El resultado fue todo un éxito. Algunos creen que se trata de una forma maravillosa de honrar a los médicos y apoyarlos en medio de esta inesperada crisis. Otros simplemente decidieron darle un vistazo al reto por lo extraño que resulta ver a alguien aplaudir durante tantas horas.

¿Qué opinas de la idea de Jack para conseguir fondos y donarlos al Servicio Nacional de Salud? Cuéntanos tu opinión y comparte este curioso reto que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!