El profesor indigna a todos al reaccionar ante una madre que tuvo que amamantar a su bebé

Marcella Mares es una joven madre que tuvo que pasar por la penosa situación de ser señalada y juzgada por su profesor por hacer un acto tan natural como amamantar a su bebé.

Hace tan solo un par de meses la joven estudiante dio a luz, pero ha dado lo mejor de sí para poder continuar con su carrera. Lamentablemente, no contó con el apoyo que tanto necesitaba por parte de sus profesores.

Marcella vive en California, Estados Unidos.

Todo parecía marchar en orden pero un profesor la contactó para comunicarle que habían cambiado ciertas normas en las clases.

Ahora, todos los estudiantes debían tener encendidas sus cámaras y micrófonos para poder demostrar que estaban escuchando la lección y obtener los puntos de asistencia.

Marcella estudia en la Fresno City College.

Marcella no tenía ningún inconveniente al respecto pero decidió escribir un correo personal a su profesor para explicarle que en ocasiones tendría que apagar la cámara para poder alimentar a su bebé.

“Eso no es lo que deberías hacer durante clases. Haz eso en tu propio tiempo”, fue la respuesta del profesor a través de un correo electrónico.

La terrible respuesta dejó a Marcella profundamente indignada. Sin embargo, decidió no darle importancia y en la siguiente clase apagó su cámara para amamantar a su bebé.

Después de todo estaba practicando lactancia exclusiva y los bebés necesitan alimentarse constantemente.

El bebé de Marcella apenas tiene 10 meses de vida.

En cuanto esto sucedió, Marcella escuchó a su profesor decir algo en clase que terminó de agotar su paciencia.

“Una estudiante me escribió para decirme que necesitaba hacer cosas inapropiadas durante clases. Necesitan entender que tienen prioridades”, dijo el profesor durante la clase.

La dedicada madre comprendió que las cosas habían llegado demasiado lejos y que debía tomar acciones. Acudió a los medios y al rector para explicar lo sucedido y reclamó su derecho a alimentar a su bebé cada vez que fuese necesario.

El asunto se volvió muy polémico en las redes y cientos de mujeres la contactaron para apoyarla.

“Me sentí humillada. No me motivaba a seguir en clase y además me dolió que una persona me dijera cuándo debía o no amamantar a mi bebé”, dijo Marcella.

El decano y el profesor ofrecieron una disculpa pública y aseguraron que tomarán medidas para que esto no vuelva a suceder.

Es lamentable saber que una dedicada madre tuvo que pasar por tratos tan injustos. Marcella es mamá y estudiante, merece todo el apoyo del mundo.

¿Qué opinas de la reacción del profesor? Une tu voz y comparte este caso para exigir que nadie más tenga que pasar por esto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!