El Papa Francisco apoya las uniones civiles de parejas del mismo género

Este miércoles el Papa Francisco expresó su apoyo a las parejas homosexuales alegando que merecen ser protegidas por leyes de uniones civiles. En un nuevo documental, el papa aseguró que “son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debe ser excluido o sentirse infeliz por ello”.

El Máximo Pontífice ofreció estas declaraciones en el documental del festival de cine de Roma llamado documental Francesco que muestra el lado más humano del Papa.

La aprobación del Papa a las uniones entre personas del mismo género desató una ola de comentarios en la opinión pública.

“Ellos tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por esto”, dijo el Papa al director Evgeny Afineevsky.

“Lo que debemos crear es una ley sobre las uniones civiles. Los homosexuales tendrían una cobertura legal. Yo me esforcé en ello”, declaró refiriéndose a su labor cuando era arzobispo de Buenos Aires.

Cuando Jorge Mario Bergoglio ocupaba ese cargo se oponía a la legislación para aprobar los matrimonios entre personas del mismo género, pero sí apoyó algunas medidas de protección legales en defensa de los derechos de las parejas homosexuales.

El Papa no se refiere al matrimonio homosexual, y en otras oportunidades había mostrado una postura receptiva a la inclusión de las personas que pertenecen a la comunidad LGBT.

Aunque ha ofrecido declaraciones en las que insta a integrar, acoger y acompañar a las personas homosexuales nunca había hablado públicamente de forma tan radical sobre las uniones civiles entre personas del mismo género.

Asimismo, es primera vez que utiliza el término de “familia” que en estos casos no se había mencionado antes en la iglesia.

Sin embargo, no quedó claro si es receptivo a que las parejas homosexuales puedan adoptar hijos.

En el documental estrenado en Roma se habla de la experiencia de Andrea Rubera, un romano homosexual que tiene tres hijos junto a su pareja.

El protagonista dirigió una carta al Papa contándole que quería llevar a sus hijos a la iglesia, pero tenía temor de que pudieran ser rechazados o tener algún trauma por la condición de sus padres.

El Papa Francisco le respondió la carta diciéndole que era un mensaje precioso, y lo instó a llevar a sus hijos a la parroquia.

Andrea relató lo que decía en la carta: “Por favor, lleve a sus hijos a la iglesia, sea transparente sobre su familia, va a ser bueno para ellos, aunque no todos estarán de acuerdo con una familia de este tipo”.

Agregó que la recomendación del Papa fue muy útil porque hicieron lo que les dijo.

“El Papa nunca dijo cuál era su opinión sobre mi familia, posiblemente él sigue la doctrina en este punto, pero es la actitud lo que cambió”.

Desde el primer año de su papado, el Papa Francisco transmitió un cambio en la posición del Vaticano sobre la homosexualidad.

Regresando de Brasil dijo un planteamiento que ocupó las portadas de los principales medios impresos del mundo: “Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿Quién soy yo para juzgarle?”.

Así comenzó a mostrar que tiene una postura más receptiva que sus antecesores.

A pesar de esto y sus declaraciones, no existe ningún documento en el Vaticano que ofrezca apoyo a las uniones homosexuales, solamente el Papa manifestó estas palabras en un documental sobre su vida.

La opinión de un teólogo

La opinión del Papa protagoniza las noticias en todo el mundo, y respecto a sus declaraciones Massimo Faggioli, teólogo, resaltó que la importancia de lo que dijo radica en que se haya referido a “familia” al hablar de las personas homosexuales.

“Es evidente que el Papa ha estado siempre a favor de las uniones civiles. Cuando se debatió la ley en Italia él no se opuso, permaneció callado, asimismo, tiene una posición totalmente diferente a la de sus antecesores”, dijo el teólogo.

También recordó que, en la Congregación de la Doctrina de la Fe en el año 2003, aseguraron que los políticos católicos no podían colaborar con las autoridades para legalizar a las parejas del mismo género.

El Vaticano estableció que la iglesia no podía asumir la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo género porque se crearía un equivalente a la unión matrimonial entre un hombre y una mujer, el cardenal Joseph Ratzinger, quien después fue Papa Benedicto XVI, firmó ese documento.

“Es la primera vez de este Papa o de alguno de sus predecesores que se piden uniones civiles para personas del mismo género. Los anteriores Papas dejaron la decisión en manos de los obispos nacionales. Ahora la iglesia está segura de lo que piensa el Papa en el tema que ha sido debatido por los obispos en muchos países durante años”, dijo Austen Ivereigh, biógrafo del Papa.

La noticia no para de generar comentarios respecto a la postura que algunos interpretan como una amenaza a la ruptura de la doctrina católica. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!