El padre que amamanta a su bebé les responde a quienes lo juzgan y pide respeto

Más de una persona, a pesar de que no sea una figura pública, ha tenido que lidiar con los comentarios negativos de los usuarios en las redes sociales.

Máximo Castellanos, transgénero, dio a luz a un bebé, y después de publicarlo en su perfil de Twitter se convirtió en blanco de duras críticas.

El padre trans apareció en una foto amamantando a su bebé desde el hospital en el que permanecía ingresado, para los usuarios resultó un hecho insólito que tratándose de un hombre estuviera alimentando a su hijo de manera natural.

Pero Máximo, quien se identifica como hombre, pide respeto para quienes lo señalan por compartir su experiencia tras el nacimiento de su bebé.

“No soy ni he sido una mujer nunca. Procreé, gesté, parí y amamanté como hombre. Como el hombre que soy, ir en contra de la naturaleza es negar lo evidente, y lo evidente es que soy un hombre. Punto”, así respondió Máximo a uno de los comentarios que recibió en su publicación de Twitter que generó una gran polémica.

La mayoría de los usuarios lo juzgaba diciendo que solamente podía concebir y alimentar naturalmente a un bebé siendo mujer. Algunos se expresaron con descalificativos y mensajes irrespetuosos hacia Máximo.

“Les solicito que no me corrija mi identidad, ni que me exija que me acepte. Ya lo hice. Soy un hombre y un padre tranquilo, orgulloso y feliz”, dijo a otro usuario que rechazó su identidad de género.

“Los genetistas, sexólogos y médicos informados saben muy bien que en la sexualidad humana hay un montón de variables, no solo genéticas que les configuran”, explicó.

Máximo quiere promover la igualdad y el respeto hacia quienes presentan la misma condición de él, alega que todos tienen derecho a vivir la paternidad según la identidad de género que hayan adoptado.

Pide ser aceptado y respetado, asegura que criar a un hijo es una responsabilidad que exige mucho compromiso para enfrentarse, además, a los juicios de quienes no comprenden su condición.

La foto en la que Máximo alimenta a su bebé, Luchi, es antigua, pero volvió a ser tendencia en las redes hace pocos días.

El padre transgénero se pronunció al respecto de manera contundente:

“Gracias a todos, todas y todes quienes han interactuado. Dos años han pasado ya y como familia, lo hemos atravesado todo. Luchi también ha sido víctima de la transfobia, sus derechos por ser hije de dos personas trans se han visto vulnerados antes de nacer”.

Máximo agregó que espera lo mejor para su familia y ser comprendido como es. Su objetivo al compartir su testimonio es ofrecer esperanza a otras personas que se sientan juzgadas y oprimidas.

Su foto ha causado una gran controversia, compártela y comenta tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!