El padre de Jessica Whelan reveló cómo fueron los últimos momentos junto a su hija

El cáncer es una enfermedad que ataca a cualquiera sin distinción de clase social, color de piel y mucho menos edad, puede afectar a personas de edades muy avanzadas y también a niños muy pequeños.

La familia Whelan tuvo que lidiar con esta situación cuando esta terrible enfermedad afectó la vida de su pequeña hija Jessica de 4 años, tristemente la pequeña no logró ganarle la batalla al cáncer, lo que dejó a su padre, Andy Whelan de 31 años, devastado con la noticia de perder a su hija.

El padre de la pequeña Jessica decidió pasar los últimos momentos junto a su hija antes de que esta los dejara, colocándola en su cama, a él le parecía adecuado que ella pasara su última noche en su cama junto a él, además eso podría brindarle a él la oportunidad de pasar una última noche en compañía de su hija.

Esa noche, el señor Whelan acostó a su bebé, la tapó y le leyó su cuento favorito mientras se acurrucaba junto a ella y se despedía de esta tierna manera; esta situación fue muy reconfortante para ambos.

Este hombre se hizo conocido después de compartir a través de las redes una imagen en blanco y negro en la que se mostraba el sufrimiento de su pequeña hija de 4 años en su batalla contra el cáncer mientras le realizaban su tratamiento de quimioterapia.

Lamentablemente, la pequeña Jessica había tenido una dura batalla de la cual estaba ya muy agotada y tres semanas después de esto falleció, pero esto no logró quebrantar al amoroso padre, quien hoy en día está apoyando una campaña mundial en apoyo a los niños con cáncer.

VER TAMBIÉN:  Un jugador de béisbol profesional usó su primer pago para darle la mejor sorpresa a sus padres

Después de que su pequeña falleciera, él y su pareja decidieron que su niña pasaría junto a ellos su última noche en su cama, esto les permitiría despedirse de ella y abrazarla por última vez.

“Teníamos familia que quería bajar y decir adiós en la comodidad de nuestro hogar y nuestro entorno, no una funeraria y un ataúd”, dijo Whelan. “Debido a que falleció un domingo temíamos lo que podía suceder, y que fuera llevada a cualquier lugar debido a que era domingo”.

El señor Whelan está luchando en contra de una fuerte depresión debido al fallecimiento de su hija, pero cuenta que no se arrepiente de haber pasado esos últimos momentos en su compañía.

Esto no fue sólo mal humor, esto fue una depresión severa no importaba lo que hiciera, yo no podía levantarme físicamente y hacer las cosas”.

El cuerpo de la niña fue recogido y trasladado al día siguiente a las 11:30 de la mañana al Hospital de la Universidad de Manchester en donde le realizaron una serie de exámenes para comprobar cuan sano se encontraba su tejido para ser donado.

Al tener que vivir con la pérdida de su hija, Whelan y su pareja no la están pasando muy bien, pero no se arrepienten de haber suspendido el tratamiento de su pequeña ya que esto solo estaba torturando a la niña, fue por eso que decidieron suspenderlo y dejar que Jessica pasara sus últimos días en la tranquilidad de su casa junto a ellos.

La pareja había trasladado a la pequeña junto a ellos a su antigua habitación, pero contaron que el día que falleció la trasladaron de vuelta a la habitación de ella pues les pareció adecuado que pasara su última noche en su habitación y en su cama.

VER TAMBIÉN:  Tras 44 años luchando contra su rara enfermedad, un científico español le da una esperanza

Es difícil de medir pero, cuando falleció, por primera vez había casi una sensación de alivio porque ella había pasado por mucho, especialmente en las últimas dos semanas”, cuenta Whelan tratando de contener las lágrimas.

Whelan ha estado aceptando la muerte de su pequeña poco a poco, recordando por lo mucho que tuvo que pasar su pequeña, este hombre contó cómo, la noche en que murió, él y su pareja oraron para que durmiera y no despertara más para que pudiera descansar.

Los padres de la pequeña lucharon a su lado y le dieron todo el amor y apoyo que pudieron, juntos intentaron recaudar más de 11.000 euros para el tratamiento de su pequeña, pero cuando Whelan compartió en las redes la fotografía de su pequeña las cifras aumentaron.

Su correo electrónico y Facebook fue bombardeado por cientos de personas que querían colaborar con el tratamiento de Jessica, incluso el ex One Direction, Harry Styles se contactó con Whelan para cumplir el deseo de su pequeña mandándole un video exclusivo a la niña.

El amor de este padre por su pequeña es increíble, incluso ahora que ella ya no está junto a él sigue trabajando en contra de esta enfermedad.

Daily Mail / Independent

Hagamos que la historia de la pequeña Jessica sea de inspiración para los demás, no es una batalla fácil pero lo más importante es lograr ser feliz a pesar de todo.

Comparte esta conmovedora historia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!