Jody rescató a un niño cruelmente maltratado por su familia, pero no se conformó con eso

Cuando se escucha hablar sobre el amor más grande del mundo enseguida es asociado con el amor de una madre hacia sus hijos y afortunadamente en la mayoría de los casos es así. Sin embargo, existen algunos hijos que tienen una realidad muy distinta. Lejos de recibir amor por parte de quien los trajo al mundo, reciben maltratos.

Es una bendición contar con hombres como Jody Thomson, un ángel en la tierra que no dudó en rescatar, cuidar y proteger a John, un niño que era rechazado, golpeado y despreciado por sus padres.

Jody, es un oficial del Departamento de Policía de Poteau, Oklahoma, con una amplia experiencia en casos de violencia infantil. Ha realizado diversas investigaciones sobre este tema en la oficina del fiscal del distrito.

En el año 2015, Jody atendió una llamada que denunciaba maltrato físico infantil, aunque no estaba de servicio, no dudó en acudir al lugar para ayudar a la víctima.

Jody no podía con su asombro al ver el estado del pequeño de 8 años. Tenía un peso aproximado de 27 kilos, muy inferior a los infantes de su edad.

Sus muñecas estaban atadas fuertemente con correas. Su espalda estaba cubierta de moretones, su cabeza tenía un fuerte golpe. Estaba temblando, empapado. Había sido sumergido en un balde de basura lleno de agua fría.

Este oficial comentó que este niño no tenía un lugar de su cuerpo que no estuviese un hematoma o abrasión. Es el peor caso que había visto.

Lo envolvió con una manta y lo llevó al Centro de Defensa de los Niños de Oklahoma, donde los detectives tomaron las fotos que evidenciaban el maltrato del cual había sido víctima John.

VER TAMBIÉN:  La adorable explicación de dos hermanitos sorprendidos tras cubrir sus cuerpos con mantequilla

El niño fue trasladado inmediatamente a la sala de emergencia para su atención. Ingresó en la unidad de cuidados intensivos. Jody nunca se separó de él.

Definitivamente ambos conectaron emocionalmente con este pequeño. Sus caminos se habían cruzados para compartir sus vidas con amor.

El instinto de protección de este maravilloso oficial supo desde el primer momento que sería un apoyo para este niño que definitivamente confió en este hombre que le hizo sentir seguridad y tranquilidad.

Este oficial se comunicó con el Departamento de Servicios Humanos (DHS) registrado en Oklahoma para solicitar la certificación para ser un padre de crianza, con la intención de poder llevar a John a casa lo más pronto posible.

Jody no realizó ningún comentario previo a la llegada de Jhon a su esposa ni a sus hijos Ryan, de 15 años y Charley, de 8 años de edad. Sin embargo, cuando llegó con él a su hogar el 30 de abril del 2015 la familia le dio el mejor de los recibimientos… ¡Una bienvenida llena de cariño y amor!

La bendición de Dios no se hizo esperar, justamente esta familia descubrió que estaban esperando su tercer hijo biológico.

Fue en agosto cuando la familia legalmente lo adoptó.

El Departamento de Servicios Humanos contactó a la familia 7 meses después para preguntarle si querían adoptar la hermana bilógica de John, que nació en la cárcel.

Esta familia con el corazón inmenso que los caracteriza, el día siguiente recogieron a la bebé en el hospital, apenas con un día de haber nacido.

La pequeña fue legalmente adoptada el 16 de febrero del año siguiente luego de un extenso litigio.

VER TAMBIÉN:  Las redes se estremecen con la noticia de que la modelo Lauren Wasser perderá su otra pierna

Este oficial confiesa que nunca había soñado tener una familia numerosa, pero se siente realmente bendecido con los planes que Dios tenía para él y su hogar.

A pesar de que John tuvo que declarar durante el juicio, está tranquilo. Su familia adoptiva se ha preocupado cada día porque este niño supere la triste experiencia que le tocó vivir durante su infancia.

Es un excelente estudiante, ha obtenido reconocimientos por estar en el cuadro de honor. Ha expresado su talento excepcional en las distintas presentaciones teatrales en la localidad.

Es definitivamente un chico con una gran fortaleza y muchas ganas de vivir y ser feliz.

El jefe de la policía reconoció en un comunicado, que Jody y su familia son un ejemplo de amor y compasión por el prójimo. Es una gran labor lo que han hecho estos padres por este chico y su hermana.

Dailymail

“Hombres como Jody llenan de orgullo a nuestro cuerpo policial. Estoy orgulloso de trabajar y servir a la comunidad con todos ustedes”, comentó el jefe de la policía.

Comparte esta gran testimonio que este gran oficial ha decidido compartir con la esperanza de ayudar a las víctimas de abuso y maltrato.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!