El niño que presuntamente moriría horas después de nacer celebra su primer cumpleaños

Ozzie Gordon es un bebé que ha demostrado al mundo entero que los milagros existen. En el momento de su nacimiento, los médicos les dijeron a sus padres que no viviría mucho tiempo. La familia volvió a casa sin otra opción que darle cuidados de hospicio. Sin embargo, Ozzie ya tiene un año de edad.

Lo médicos pronosticaron que Ozzie viviría menos de dos días después de nacer.

Desde los primeros meses de embarazo, los médicos comenzaron a notar que algo no andaba bien con el bebé. Midieron su abdomen y sus extremidades y todo parecía normal.

Sin embargo, ninguno de los escáneres les permitía medir su cabeza. Lo único que lograron confirmar era que nacería con una serie de malformaciones en su cráneo.

Al principio, los médicos pensaron que podía tratarse de Síndrome de Edwards o Trisomía 18, pero las pruebas lo descartaron.

Los especialistas ofrecieron a la pareja la opción de interrumpir el embarazo, pero ellos decidieron que seguirían adelante. No podían acabar con la vida de su pequeño sin estar seguros de cuál sería el problema. Llegó el momento del nacimiento y con una serie de pruebas lograron hacer el diagnóstico.

Sus padres son Ombola y Checotah Gordon.

Ozzie sufría de microcefalia. Su cabeza es mucho más pequeña de lo esperado y una porción de su tejido cerebral no se encontraba protegida por el cráneo.

Lo único que lo cubría era un poco de piel. La mayoría de estos casos son fatales, los pacientes pierden la vida tan sólo horas después de haber nacido. Ozzie llegó para hacer historia.

“No camina, ni gatea pero puede balbucear. Su sonrisa enternece el corazón de todos los que lo conocen”.

Después de un par de meses, recibió una cirugía pero todavía sufre muchos problemas de salud. Convulsiona muy a menudo y muchos de sus músculos se encuentran tensos y rígidos.

Su desarrollo no es igual al de cualquier otro niño pero parece darse cuenta de las cosas que suceden a su alrededor.

“La mayoría de los días parece estar feliz”.

Para sus padres, esto se ha convertido en un largo proceso pero se encuentran orgullosos de lo lejos que ha llegado. Muchas personas se extrañan cuando lo ven pero ellos no tienen ningún problema en explicar y crear conciencia sobre su delicada condición.

“Lo único que queremos es darle la mejor vida posible. Esperamos que sea aceptado en la sociedad a pesar de que pueda lucir un poco diferente a los demás”.

Esperamos que este dulce bebé pueda llevar la mejor vida posible rodeado del amor de su familia.

Su historia se ha convertido en una fuente de inspiración para personas de todo el mundo. No te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!