Un niño enseña a leer a su hermanito mientras sobreviven vendiendo globos en la calle

Aunque la educación es un derecho universal para todos los niños, tristemente es un privilegio al que muy pocos tienen acceso. Y esa carencia, sumada a la indigencia, la falta de oportunidades, el desamparo o el abandono, obliga a muchos pequeños a trabajar para sobrevivir renunciando a la escuela.

El flagelo de los niños trabajadores es un drama histórico que destroza el alma a cualquiera

 

Los niños son curiosos y luchadores por naturaleza. Su impulso por aprender es innato, pero esto se vuelve desolador cuando la orfandad y la pobreza los fuerza a convertirse en los mejores autodidactas.

Tal como sucedió con un par de hermanitos de Indonesia, que sólo se tienen el uno al otro.

Los pequeños fueron vistos en las calles de la Isla de Sulawesi por el camarógrafo Andi Rihpan Ramadhana, quien se dirigía al supermercado. De pronto, se dio cuenta de la impactante escena y no dudó en acercarse para interrogarlos.

Detrás de los estacionamientos del supermercado Top Swalayan, los niños se habían instalado con sus globos y mascarillas para venderlos, como único medio de subsistencia.

Durante varios meses se los ha visto solitos, luchando por sobrevivir, sin que se sepa nada de sus padres

El camarógrafo no salía de su asombro con la desgarradora escena. Después vio que en un momento de poca afluencia de personas, el niño mayor comenzó a leerle el Corán a su hermanito. Era su mejor manera de aprovechar el tiempo, para ser alguien el día de mañana.

Vio que le hacía repetir con mucha dedicación, paciencia y amor, cada una de las palabras, para que aprendiera a leerlas. Lo que lo dejó impactado y entre lágrimas, fue la determinación admirable de ambos: el mayor por enseñarle a su hermano (un maestro en potencia), y el pequeñito por no quedarse atrás y aprender.

Sin embargo, el hombre no pudo hacer más por ellos, así que decidió hacer lo que sabe: viralizar las imágenes para tocar el corazón de los internautas y cambiar el destino de los pequeños.

«Vende mientras enseña a su hermano menor a leer el Corán», se lee en una publicación que ha generado miles de comentarios.

Después de tantas miles de personas que se conmovieron con la historia de los pequeños, Andi Rihpan Ramadhana agregó:

“Para aquellos que preguntan dónde vende este niño, vende globos y máscaras faciales todos los días con su hermano menor frente al supermercado Top Swalayan, en Kolaka Regency, Sureste de Sulawesi”.

Los usuarios en las redes sociales se preguntan incesantemente qué es lo que hacen dos niños tan pequeños tratando de sobrevivir por sí solos en esas condiciones, y lo peor es que este caso es apenas una muestra ínfima de lo que sucede a diario por las calles de estos países.

Muchos esperan que gracias a la difusión masiva de estos datos y las emotivas imágenes, estos niños que fueron abandonados o perdieron a sus padres, tengan una mejor suerte.

Una escena que sin duda nos da para reflexionar, y que nos hace empezar este 2021 mirando con mayor gratitud y humildad aquellos privilegios que tenemos, y nos hace cuestionarnos qué estamos haciendo mal. ¡A estos pequeños les hemos fallado como sociedad! ¡Compártelo!