El matrimonio más largo del mundo de una pareja con Síndrome de Down sufre un trágico desenlace

Paul y Kris Scharoun-DeForge de Liverpool, Nueva York, se convirtieron en protagonistas de una historia de amor que inspiró a millones de personas alrededor del mundo. Rompieron un récord del matrimonio más largo entre dos personas con Síndrome de Down.

Lamentablemente su matrimonio terminó un desenlace lamentable, Paul falleció a los 56 años después de 25 años juntos luchando por la defensa de los derechos de las personas que tienen su condición.

Paul perdió la vida después de luchar contra el Alzheimer prematuro que sufría dejando a su esposa de 59 años devastada.

A pesar de que algunos médicos les recomendaron a los familiares de Paul y Cris que los internaran en una institución en la que se encargaran de sus cuidados, ellos los ignoraron. Confiaban en que eran capaces de velar por su salud y bienestar por sí mismos.

Ellos se conocieron en un conocido baile para personas discapacitadas en la década de los ochenta, desde entonces se volvieron inseparables, aseguran que se enamoraron a primera vista.

En 1988 Paul le propuso matrimonio a Kris, estaba convencido de que quería pasar el resto de su vida con ella.

Durante cinco años lucharon para poder contraer matrimonio ante las autoridades de Nueva York hasta que finalmente les fue concedido su derecho. Los sometieron a pruebas para determinar su nivel de conocimientos, los sentimientos del uno por el otro y sus necesidades sexuales para poder otorgarles la autorización de casarse.

Vivieron en un apartamento de un complejo de viviendas subsidiadas por el estado para personas con discapacidad.

En agosto del año pasado, la pareja renovó sus votos matrimoniales después de que a Kris la ingresaran en el hospital tras ser diagnosticada con neumonía.

Kris le realizó un emotivo homenaje a Paul junto a sus familiares y amigos para darle el último adiós.

“Fueron modelos a seguir para todos los que desean tener una buena relación”, dijo Susan Scharoun, la hermana mayor de Kris.

Paul trabajaba en una organización para personas con discapacidad y Kris en Pizza Hut. El año pasado Paul comenzó a manifestar síntomas de Alzheimer, cuando lo diagnosticaron Kris se quedó desconcertada. A pesar de su enfermedad, Paul nunca olvidó a su esposa.

Daily Mail

“Cuando veía a Kris, él solo la miraba fijamente, y era obvio que sí la reconocía”, dijo Susan.

Paul siempre estará en el corazón de Kris, así como su grandiosa historia de amor prevalecerá en el recuerdo de todos. No te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!