El insólito caso del chico que revisa 300 currículums para elegir a la mujer que sería su esposa

En India y otras culturas son frecuentes los matrimonios arreglados, sin embargo, algunos hombres se toman el tiempo para poder escoger la mujer indicada con la que compartirán el resto de la vida.

Karan Gupta es un joven que realizó su estudio de posgrado en administración de empresas en Estados Unidos en el 2016, pero tras su regreso a su país natal, debía contraer nupcias.

En India solo el 2.4% de los matrimonios termina en divorcio.

Cuando llegó a la India, el joven le pidió tiempo a su familia para reencontrarse con algunos amigos e informarse sobre el negocio familiar al que se haría cargo, una de las empresas de logística más reconocidas del país.

Mientras tanto sus padres armaban y circulaban la hoja matrimonial del hijo menor de la familia. La hoja es una especie de presentación en la que se escriben los datos biográficos de los hijos, pasatiempos, formación de los abuelos, padres y hermanos, negocios familiares y hasta el carácter del candidato. Parte de la hoja de vida del joven decía:

Delgado, inteligente y de tez clara… Sus pasatiempos son bucear, viajar y leer”.

No solo la personalidad cuenta, el físico es importante, por lo que la hoja viene acompañada de una fotografía actual.

El padre de Kara, Vijay Kumar Gupta, envío la hoja de vida a una de las agencias profesionales de matrimonio. Ambos, padre e hijo, revisaron más de 300 hojas de vida de aspirantes, solo una de ellas sería la escogida por el joven Indio.

Todas las familias de India, sin importar la clase social creen en los matrimonios arreglados.

Antes de conocer a la ideal, Karan tuvo 22 citas, tomó té con una de las candidatas, otras las conoció por Skype, incluso viajó más de 1.000 kilómetros para encontrarse con una joven pero las cosas no funcionaron.

Todo cambió cuando llegó Vidhi, una joven de la ciudad de Calcuta. Con ella chateó un par de veces antes de verse en persona, una cita llevó a la otra y fue la primera joven que Karan consideró para el matrimonio.

Vidhi practica el hinduismo y es de un nivel socioeconómico similar de Karan.

Los jóvenes parecían tener muchas cosas en común pero fue el horóscopo quien los terminó de unir.

Ambos leyeron sus cartas astrales, una práctica utilizada en el país, un astrólogo tomó en cuenta varios aspectos como compatibilidad emocional, física e íntima de la pareja para dar resultados definitivos.

Según la tradición si se obtiene un puntaje de 20 sobre 36 la pareja es compatible, si es superior a 28 se asegura un matrimonio feliz.

Vidhi y Karan obtuvieron 34 puntos. El universo los quería juntos.

Después de un tiempo ambas familias se conocieron y sucedió algo poco usual en la cultura India y en el resto del mundo.

Vidhi llamó a Kara para decirle que lo escogía a él para pasar el resto de la vida juntos. Karan aun no estaba muy seguro pero a los pocos días la llamó y le hizo la gran pregunta.

“No conozco el amor, pero tengo todas las ganas de conocerlo con Vidhi” comenta Karan.

La joven pareja realizó la celebración a las tres de la mañana, la hora que indicaban los astros para unirse como esposos.

Vidhi lució su hermoso vestido, sus joyas y sus brazos pintados para caminar hacia su esposo. Terminada la ceremonia los esposos salieron agarrados de la mano para conocer el amor.

No te vayas sin compartir este insólito caso que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!