El humilde padre que pegó su currículo manuscrito en las calles finalmente consigue empleo

La crisis que ha surgido por la pandemia ha dejado desempleadas a una gran cantidad de personas, y la necesidad de tener un trabajo para llevar el sustento al hogar es imperativa.

Por eso, a un hombre en México no le importó en hacer notas de papel ofreciendo su trabajo de la manera más sencilla e inusual, y el resultado fue satisfactorio.

Ángel Medina es un hombre de 44 años, que como muchas personas en la actualidad quedó desempleado. Aparte de eso, su situación personal es bastante difícil ya que sufrió la pérdida de un hijo.

Ahora más que nunca, necesita contar con un ingreso para poder llevar el sustento para él y su grupo familiar.

El hombre no tenía las condiciones para elaborar un currículum sofisticado, por eso empezó a hacer letreros en una hoja de papel de cuaderno escrita a mano, y colocando lo que solicitaba. Incluía la experiencia que tenía y un número de teléfono donde lo podían ubicar.

Llenó su ciudad con letreros para encontrar trabajo

«Busco trabajo en fincas, tengo experiencia en el manejo de ganado, también sé capar, ordeñar, hago queso y domo caballos. Mi nombre es Ángel Medina, de 44 años, sin malos vicios”, escribió Ángel en el papel.

Con mucho entusiasmo fue pegando sus anuncios con el resumen de sus conocimientos en los postes de varias calles de Hermosillo, Sonora, donde vive. Siempre mantuvo su positivismo esperanzado en que, de un momento a otro, alguien tenía que llamarlo.

Y en efecto, su idea fue todo un éxito. Varios usuarios en redes sociales pasaron por sitios donde estaba pegado el anuncio, y lo compartieron con la intención de ayudar al necesitado hombre. Y de repente, en unas pocas horas le llegaron más de treinta ofertas.

“Gracias a eso me llamaron desde Guadalajara para ofrecerme trabajo. Voy a trabajar con un señor en una palapa que está en San Pedro, allá me voy a quedar y voy a cuidar el negocio, y está bien porque la verdad me urgía conseguir trabajo, porque mi hijo estudia y trabaja, pero como ahorita no hay trabajo pues ahí está en la casa y uno pues tiene que salir a buscar”, expresó el hombre.

Ángel está muy contento, no pedía que le regalaran nada, solo ansiaba conseguir un trabajo para ganarse su dinero con su esfuerzo y poder llevar el sustento a casa. Y ahora gracias a esta gran oportunidad que se le presentó podrá mantener a su hijo y tener un poco de estabilidad.

“Lo que yo quería era trabajar y gracias a Dios ya tengo trabajo. Uno piensa que las cosas así se van a quedar mal, pero la verdad es que no, a veces las cosas andan mal pero luego vienen las cosas buenas, así me pasó a mí”, añadió el agradecido hombre.

¡Enhorabuena por Ángel y su familia! Sin duda, este es un ejemplo viviente de que cuando se quiere algo, se busca sin poner excusas ni pretextos.

No dejes de compartir esta motivadora historia con todos tus amigos, y seamos siempre positivos en la vida a pesar de las adversidades.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!