El «hombre plegable» se pone de pie tras 28 años con su cara presionada contra sus muslos

Li Hua, de la provincia china de Hunan, ha vivido durante veinte años con la cara presionada contra sus muslos. Es conocido como “el hombre plegable”, y ahora las imágenes de su transformación recorren el mundo.

Después de dos décadas sin poder mantenerse erguido, finalmente se puso de pie tras una cirugía que corrigió su espalda encorvada. El hombre de 46 años fue diagnosticado con espondilitis anquilosante en el año 1991 a la edad de 18 años.

Cuando Li Hua era adolescente no podía sentarse derecho ni acostarse, dependía por completo de su madre, quien a pesar de ser mayor se dedicaba a cuidarlo a tiempo completo.

Buscó atención médica en su provincia natal en 2018 pero se negaron a operarlo, porque cualquier procedimiento quirúrgico sería muy peligroso. Hasta que finalmente un especialista aceptó el desafío de operarlo.

El pasado mes de mayo, los familiares del señor Hua se encontraron con el doctor Tao Huiren, jefe de cirugía de columna y ortopedia del Hospital General de la Universidad de Shenzhen.

El doctor Huiren había ofrecido tratamiento a otros pacientes con afecciones similares, aunque ningún caso era tan grave como el de Li Hua.

El doctor que operó a Li Hua aseguró que su condición amenazaba su vida por el peligro de la presión sobre su corazón y sus pulmones, el equipo médico que se encargó del caso describió la deformidad espinal severa como “tres en”: mentón en el pecho, esternón en el pubis y cara en el fémur.

“Ni habría habido cura para mí sin él. El doctor Tao es mi salvador, y mi gratitud hacia él solo es superada por la que siento hacia mi madre”, dijo el paciente.

Tras complejos procedimientos quirúrgicos de alto riesgo por primera vez pudo mantenerse erguido en 28 años. Los médicos encargados de la operación aseguran que el señor Hua podría caminar sin ayuda en los próximos tres meses.

La condición del paciente empeoró durante los últimos cinco años, medía 90 centímetros debido a la severa curvatura de su columna vertebral.

Se presume que la causa de su enfermedad, la espondilitis anquilosante, es un gen defectuoso. La inflamación de la columna hace que la espalda, la caja torácica y el cuello del paciente estén rígidos y sufra dolor.

El hueso se desgasta por la inflamación y el organismo produce cantidades adicionales de calcio a veces en áreas en las que resulta contraproducente.

Se aumenta la formación de huesos y los huesos de la columna pueden fusionarse, en los casos más severos la columna se curva hacia adelante generando una afección conocida como cifosis. Esta enfermedad afecta aproximadamente a 1,6 millones de personas en Estados Unidos.

El resultado de su tratamiento venció los peores pronósticos

A Li Hua le cambió por completo la vida desde que lo operaron, tuvieron que fracturar su columna en varias secciones y después enderezarla. Los médicos rompieron los huesos de sus muslos para repararlos.

El doctor Huiren explicó: “Nuestra única opción era romper los huesos del paciente una sección a la vez, fémur, vértebras cervicales, vértebras torácicas, vértebras lumbares y después enderezar toda su columna vertebral”.

Aseguró que eran operaciones muy complejas: “Los riesgos involucrados eran de 20 a 30 por ciento mayores que los de un paciente que necesitaba una cirugía espinal regular, y las posibilidades de que se quedara parapléjico eran muy altas”.

El procedimiento quirúrgico para corregir el problema de Li Hua se realizó en cuatro fases, se desconoce cuánto tiempo tardaron.

Según las imágenes publicadas por el hospital, todo el cuerpo del paciente logró mantenerse erguido, ahora es capaz de sentarse, de acostarse, recuperó la capacidad de ver al frente tras casi 30 años.

Se desplaza con la ayuda de un andador mientras hace sesiones de fisioterapia para volver a caminar por sí mismo.

El doctor Huiren estima que lo logre en tres semanas, sobre su recuperación comentó: “Por supuesto que no podrá hacer nada demasiado extremo como boxear o jugar tenis, pero los movimientos corporales regulares, para él ya no serán un problema”.

El equipo médico que estuvo a cargo de la recuperación de Li Hua describió el caso como el equivalente a escalar el Monte Everest, el resultado del tratamiento que aplicaron es el primero que logra corregir deformidades espinales tan graves.

Comparte las fotos de la transformación de este hombre, gracias a la ciencia podrá tener una vida normal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!